Necesarias leyes y programas para adultos mayores

Necesarias leyes y programas para adultos mayores

El presidente de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables, diputado Luis Fernando Mesta Soulé, sostuvo que ante la eminente inversión poblacional en el país es necesario crear leyes y programas que prevengan el abuso, abandono, violencia y maltrato hacia los adultos mayores.

Al inaugurar el Foro “Hacia la firma de la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores”, indicó que se contempla para el 2050 que las mujeres de 60 años y más representarán el 23.3 por ciento de la población femenina y los hombres constituirán el 19.5 por ciento de este espectro.

En este sentido, el Poder Legislativo tiene la responsabilidad y obligación de actualizar el marco jurídico, a fin de garantizarles la prestación de servicios de salud y laborales, permitiendo su inclusión en actividades de la sociedad.

“Es necesario proteger sus derechos humanos, la dignidad y evitar la no discriminación por la razón de edad y, sobre todo, velar para que posean una vida sin violencia”.

Es fundamental impulsar mecanismos que permitan a los adultos mayores independencia y autonomía en la vida productiva. “En nuestro país hay más personas de 60 que de cuatro años, 11.7 y 8.1 respectivamente y las proyecciones indican que el cambio demográfico es irreversible debido a la disminución de la fecundidad y que la muerte ocurre en edades más avanzadas”.

Mesta Soulé refirió que el foro tiene como propósito analizar el andamiaje legal, programas sociales y políticas públicas que atienden a la población de adultos mayores, y el contenido de la convención interamericana de los derechos humanos de este sector de la sociedad con la intención de poder ratificarlo.

Este instrumento es un documento regional vinculante que promueve, protege y que asegura el pleno goce de los derechos humanos de las personas mayores.

Esta convención que aún no ha sido firmada por México, prevé que la persona a medida que envejece siga disfrutando de una vida plena, independiente y autónoma en salud, seguridad e integración activa en las esferas económicas, sociales y políticas.

La Convención Interamericana puede ser referente importante para que el Estado mexicano salvaguarde los derechos humanos de las personas mayores, y reconocer a este grupo por su importante contribución en el desarrollo; sin embargo, se requiere cambiar las políticas públicas que les permitan un trato digno y autonomía como persona.

Mariana Olivera West, directora general de Política Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la Secretaría de Relaciones Exteriores, dijo que la población en el mundo está envejeciendo a un ritmo sostenido. De acuerdo con la ONU, a nivel global la proporción de personas mayores crece a un ritmo mayor que la población general. Se calcula que para 2050, habrá dos mil millones de personas mayores en todo el planeta y el 65 por ciento corresponderá a países en desarrollo.

La evolución demográfica plantea nuevos desafíos a fin de atender las necesidades específicas de este sector reconociendo que son sujetos de derechos y no solo receptores de asistencia. El envejecimiento de la población no debe ser ignorado, se deben tener en cuenta desafíos y oportunidades en las políticas nacionales e internacionales de desarrollo.