Debate de candidatos al gobierno del Estado de México

Debate de candidatos al gobierno del Estado de México

Ciudad de México.- Entre mutuas acusaciones de corrupción e inseguridad, así como propuestas para combatirlas, debatieron los candidatos del PAN, PRI, Morena y PRD, Josefina Vázquez Mota, Alfredo del Mazo, Delfina Gómez Álvarez y Juan Zepeda, respectivamente.
La abanderada del partido blanquiazul sufrió los embates que le lanzaron sus oponentes, sobre todo Juan Zepeda y Delfina Gómez, sobre el manejo de los 900 millones de pesos entregados a la organización Juntos Podemos, así como la presunta investigación de la Procuraduría General de la República a familiares de Vázquez Mota.
La candidata respondió que “ni en la mafia se meten con la familia”, en alusión a las pancartas que mostró Juan Zepeda, y recordó que la PGR confirmó que no existe investigación de alguno de sus familiares. Y acusó al perredista de ser comparsa de los tricolores.
Aseguró que es víctima de una infamia y calumnia lo que se pregona, “yo si vengo de una familia trabajadora y de esfuerzo”, y lamentó que se utilicen a las instituciones del Estado mexicano de una manera facciosa y no se ocupen de perseguir a quienes tienen cuentas pendientes con la justicia. Añadió que ella enarbola un verdadero cambio para el estado de México para terminar con los más de 90 años que ha gobernado el PRI, a cuyo candidato nadie le cree en sus propuestas.
Del Mazo Maza negó que se pretenda quitar los programas sociales a cambio de programas sociales y pidió que no sean los dirigentes de partidos quienes hagan campañas, afirmó que los mexiquenses quieren un cambio para conservar las cosas buenas que han logrado. Aceptó que tiene parentesco en octavo grado con el presidente de la República y le exigió a Vázquez Mota presentar su 3 de 3 para mostrar transparencia y advirtió que los corruptos tienen que ir a la cárcel, porque no debe haber ni impunidad ni privilegios.
Delfina Gómez dijo que ciertamente no tiene experiencia, pero en corrupción y reiteró que presentará su propuesta de declarar la alerta de género en los 125 municipios mexiquenses donde se ha registrado un alto número de feminicidios.
Además, se sumó a los señalamientos contra Vázquez Mota por el asunto de la presunta investigación a miembros de su familia.
Juan Zepeda arremetió también contra la ex secretaria de educación, denunció la delincuencia que ha solapado el PRI en el estado de México y aseguró tener los mejores resultados cuando fue alcalde de Nezahualcóyotl.
Sin embargo, lo verdaderamente llamativo del debate conducido por Carlos Loret de Mola que si bien sirvió de foro para los siete aspirantes a gobernar el Estado de México, se dividió en dos escenarios distintos con reglas distintas, en los que se apreció que hay clases.
Por un lado, los dos independientes y el candidato petista, con un tiempo acotado y por el otro los aspirantes considerados fuertes con un mayor espacio de tiempo, en la práctica de un ejercicio de denuncia en el que trataron de evidenciar sus pasados, conflictos y hasta parentesco, teniendo como punto de confluencia el tratar de asentar que todos son mexiquenses