El 63% de mexicanos reconocen que programas sociales no acaban con la pobreza

El 63% de mexicanos reconocen que programas sociales no acaban con la pobreza
  • El 78 por ciento siente que la pobreza no disminuye.

Ciudad de México.- Los diversos programas sociales que destina el gobierno  para disminuir o combatir la pobreza en México, poco han servido, así lo reconocieron seis de cada diez ciudadanos, equivalente al 63.5 por ciento.

De acuerdo a la encuesta Pobreza en México, del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (Cesop), de la Cámara de Diputados, el 86. 6 por ciento de los mexicanos señalan también que la pobreza  se ha reducido poco o nada durante los últimos tres años, de decir de la actual administración del presidente Enrique Peña Nieto.

En contraste, los resultados arrojan que el 70.4 por ciento de los entrevistados considera que para reducir o combatir la pobreza, se requiere incrementar el número de empleos,  y el 67.8 por ciento esta de acuerdo en mejorar el salario mínimo. En este mismo sentido, 8 de cada diez considera que se debe acabar con la corrupción para terminar con la pobreza y el 50 por ciento afirma que los mas pobres deben de pagar menos impuestos.

Sobre los programas sociales que destina el gobierno para combatir la pobreza, al menos así lo venden a los beneficiarios, no es tan bien aceptado. Y es que el 66.7 reconoce que únicamente son utilizados con fines electorales, y un 56.8 dijo que hace a la gente dependiente del gobierno.

En contraste, los encuestados reconocieron también a los mejores programas sociales. Con un 70 por ciento de aprobación se encuentra el abasto de leche a través Liconsa, seguido por los comedores comunitarios con el 68.1 de aceptación y la distribución de productos básicos de Diconsa con el 65.2 por ciento, entre otros.

La encuesta telefónica de la Cesop da cuenta de que los ciudadanos perciben que el gobierno federal  no ha hecho lo suficiente para disminuir con la pobreza, e incluso casi el 60 por ciento considera que en los próximos tres años se incrementará en mucho la pobreza.

Por Trinidad González