Tomó protesta el director de Economía de la Universidad Autónoma Chapingo

Tomó protesta el director de Economía de la Universidad Autónoma Chapingo

* Se necesita una juventud integral y con profundo sentido humanista: Abel Pérez

Por segunda ocasión consecutiva la Comunidad Divisional de Ciencias Económico Administrativas (DICEA) de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh), eligió a Abel Pérez Zamorano como su director para el periodo 2017-2020. Ante alumnos y profesores de la comunidad de la DICEA así como del Director General Académico Edgar López Herrera, quien asistió en representación del Rector, rindió protesta Pérez Zamorano, comprometiéndose a hacer cumplir la Ley que crea la UACh, el Estatuto y el Reglamento del Consejo Divisional.

En su discurso Pérez Zamorano, aseguró que trabajará para hacer de la DICEA la división más vanguardista de todos, para que sus integrantes se sientan orgullosos de estudiar o trabajar aquí. Indicó que su modelo de estudiante es el individuo académicamente competente, que haga investigación, desarrolle plenamente todas sus capacidades, es decir, seres humanos felices, trabajadores, “se necesita una juventud, integral, con profundo sentido humanista, que sepa sentir el dolor de los demás como si fuera el suyo”.

En el evento lo acompañaron los directores de los departamentos de Irrigación, Parasitología, Sociología Rural y CIESTAM. Por su parte la alumna Mónica Elisa Baca González en representación de la generación de cuarto año manifestó que la comunidad de la DICEA vivió un proceso democrático en el que la mayoría de los que apoyaron a Pérez Zamorano, lo hicieron porque el plan de trabajo presentado en la elección anterior se cumplió en un 90 por ciento; además reconoció el buen trato y la atención recibida como miembros de la comunidad. Pérez Zamorano agradeció la presencia de la comunidad Divisional “ustedes son la razón de ser de la Universidad, son nuestro motivo central, son por quienes hacemos todo esto”.

Afirmó “el voto de ustedes para que yo continuara en la dirección, la siento como una calificación aprobatoria a mi trabajo anterior, sé que no es perfecta, que hay errores, que tiene insuficiencias y que siempre habrá pendientes que atender, pero la comunidad me otorga esta honrosísima confianza de continuar trabajando en los próximos tres años que siguen”.

Finalizó “Para mí, este triunfo, representa una doble emoción, la satisfacción del deber cumplido, el agradecimiento por el reconocimiento, pero al mismo tiempo, siento la gran responsabilidad, porque lo que plasmamos en el programa lo tengo que cumplir, yo respeto mi palabra, honro mi palabra porque me comprometí a hacer lo que está ahí, tengo a toda una comunidad entera por testigo de que lo que dije se hará y esa comunidad deberá ser vigilante, apóyenme con iniciativas y apóyenme para realizar lo que nos comprometimos a hacer, juntos, hombro con hombro, como gran colectivo humano que somos”.