Secretaría del Trabajo ignoró a obreros de TAMSA que reclaman justicia y que exigen libertad sindical

Secretaría del Trabajo ignoró a obreros de TAMSA que reclaman justicia y que exigen libertad sindical

* Obreros buscarán entrevista con EPN y anuncian más movilizaciones.
* Si el gobierno no actúa se vuelve cómplice de asesinos y de represores.

Ciudad de México.- La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), encabezada por Alfonso Navarrete Prida, ignoró a los obreros de TAMSA que realizaron una protesta a la dependencia para exigir justicia y demandar libertad sindical; “la Secretaría y el Gobierno Federal se vuelven cómplices de asesinos y represores al ignorar nuestras demandas”, señalaron los obreros, al mismo tiempo que aseguraron buscarán entrevistarse con el presidente de México, Enrique Peña Nieto y anunciaron más movilizaciones.

Este día, alrededor de las 11 de la mañana,  más de dos mil personas realizaron una marcha, del Monumento del Ángel de la Independencia hacia la STPS con la intención de que Alfonso Navarrete los atendiera; sin embargo, luego de que una comisión, encabezada por Everardo Lara Covarrubias, asesor jurídico y José Carlos Guevara, único y auténtico líder legal de TAMSA y reconocido por la STyPS, fuera “recibida” no se logró que autoridades intervinieran para hacer justicia y respetar la libertad sindical.

Las tres peticiones principales de los obreros son: Castigo para los asesinos de dos obreros de la empresa que fueron acribillados y masacrados, que se reconozca a José Carlos Guevara único y auténtico líder legal de TAMSA  y demandan, en tercer lugar, que se reinstalen a los obreros despedidos injustamente.

Cabe recordar que la madrugada del viernes 24 de marzo, cuando los obreros del “Sindicato Nacional Unidad y Progreso” de la empresa TAMSA en Veracruz se encontraban reunidos en sus oficinas con José Carlos Guevara Moreno, dirigente legalmente reconocido por la Secretaría del Trabajo, fueron víctimas de una cobarde y sanguinaria masacre, orquestada y ejecutada por Pascual Lagunes Ochoa y un grupo de sicarios, que dejó como saldo dos obreros muertos y 18 heridos de bala, algunos de los cuales continúan, a dos meses del crimen, en tratamiento, dada la gravedad de las lesiones ocasionadas por los fusiles AK-47 que los asesinos accionaron impunemente contra los obreros desprotegidos y desprevenidos.

De acuerdo a Carlos Guevara, a la masacre y el llanto por las víctimas inocentes, todas integrantes de TAMSA, cuyo delito fue defender su derechos sindicales, le sigue ahora una nueva maniobra que busca desconocerlo como líder; “El Profe”, como también lo conocen, fue electo por los propios obreros.

Según versiones oficiales, hace unos días, el director general de TAMSA, Paolo Rocca, el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, y el subsecretario de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del gobierno federal, Rafael Adrián Avante Juárez, se reunieron para “resolver” el problema generado por Pascual Lagunes, ahora preso por los delitos de terrorismo y homicidio calificado en el “Penalito” del Puerto de Veracruz.

Las “resoluciones” tomadas en dicha reunión nos indignan, pues no no fue convocado José Carlos Guevara, dado que se trató de un golpe bajo para acordar su destitución, orquestada por quienes tienen interés y urgencia por liberar a Pascual Lagunes”.

En la protesta de este día se hizo énfasis en exigir justicia y castigo para los asesinos de los obreros Pedro Cruz Maldonado y Margarito Molina García, familiares y compañeros de las víctimas acusaron como responsable principal a Pascual Lagunes Ochoa, mismo que ahora se pretende sacarlo de la cárcel con artimañas legaloides, y que los obreros rechazan por que eso es estar a favor de la impunidad y alentar nuevos acciones terroristas y homicidios.

Otra de las demandas sentidas es que se respeten los derechos sindicales y que se reinstale a los obreros despedidos injustamente y que se indemnice a las viudas. “Nosotros jamás hemos buscado afectar a la empresa para la que trabajamos; al contrario, le hemos dado años enteros de nuestra vida esperando que crezca y se desarrolle y nos dé trabajo. De modo que no hemos dado excusas para que ahora se nos quiera poner fuera de la ley con argucias legaloides y acuerdos de alto nivel.”, señalaron los manifestantes.

Por último señalaron que “la masacre contra los obreros ocurrida en Boca del Río, Veracruz, no debe quedar impune; los derechos de los mexicanos deben ser respetados por el gobierno federal” y si esto no sucede se estará convocando a denuncias en todo el país y se buscará en las próximas horas o días al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, al mismo tiempo, afirmaron, habrá más protestas en Veracruz y en la capital del país.