Concluye con éxito la sexta edición del programa de estudiantes avanzados en ciencia

Concluye con éxito la sexta edición del programa de estudiantes avanzados en ciencia

 

La discusión en México y el mundo sobre la producción petrolera revela el papel de la energía como un recurso fundamental para la vida y sin embargo enfrentado a problemas políticos, ambientales y financieros, expuso el doctor Fernando del Río Haza, Profesor Emérito de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

El también Profesor Distinguido de la Casa abierta al tiempo resaltó que hace falta mucha investigación en el campo energético, pues aún se desconoce la existencia de los monopolos magnéticos, así como si este hecho tendría repercusiones en la naturaleza tal y como se conoce, ya que si se corta un imán por la mitad, por ejemplo, éste recupera de manera inmediata sus lados negativo y positivo.

Invitado a participar en el Programa de Estudiantes Avanzados en Ciencia del Instituto Carlos Graef. Jóvenes hacia la ciencia y la ingeniería 2017, el académico adscrito al Departamento de Física de la Unidad Iztapalapa recordó a los autores de las principales teorías que dieron origen al descubrimiento de las fuerzas de gravitación de Isaac Newton o de la electromagnética de Faraday y Coulomb, así como de las interacciones nucleares.

En la actividad convocada por la División de Ciencias Básicas e Ingeniería (CBI) a través de los Departamentos de Física, Matemáticas e Ingeniería Eléctrica, los alumnos pusieron en práctica algunos conceptos presentados por el doctor Del Río Haza mediante la realización de cinco talleres: Macromoléculas en el mundo nano; Jugando con la mecánica; Construyamos un ornitóptero; ¿Qué onda con las partículas?; y Las ondas electromagnéticas que hacen bailar nuestro cerebro.

Alrededor de 170 alumnos de nivel medio superior participaron en la sexta edición durante cuatro sesiones sabatinas, organizadas en la Sala Cuicacalli con el objetivo de acercar a los jóvenes al quehacer científico e interesarlos por elegir alguna licenciatura en ciencias duras.

Este año el Instituto enriqueció el proyecto con la inclusión de temas de Química e ingenierías Eléctrica y Química, además de las ya tradicionales en Matemáticas y Física. En este programa los jóvenes tuvieron la oportunidad de desarrollar su capacidad de análisis, razonamiento lógico y discusión formal sobre temas científicos, a través de actividades lúdicas y demostrativas.

Desde la primera edición realizada en 2011, el Instituto –que cuenta con la participación de académicos y alumnos de licenciatura y posgrado– ha generado una exitosa convocatoria entre más de 300 escuelas de nivel medio superior de la Ciudad de México y el Estado de México, propiciando la intervención de alrededor de 200 jóvenes por edición.

En la ceremonia de clausura el comité organizador entregó reconocimientos a los participantes que concluyeron la totalidad del contenido programado.