Nadie detiene a la Revolución Cuba, opina líder político mexicano

Nadie detiene a la Revolución Cuba, opina líder político mexicano

Por Raúl García Álvarez

La decisión del presidente Donald Trump de endurecer el bloqueo a Cuba no detendrá sus revoluciones ni sus avances económicos y sociales, afirmó hoy Martín Esparza, secretario general del Sindicato Mexicano de Electricistas.

Su lucha por un mundo mejor, dijo en entrevista con Prensa latina, sigue siendo un estímulo para combatir las desigualdades en medio de la nueva arremetida de la nación más poderosa del orbe.

Esparza expresó que las medidas anunciada por Trump para complacer a una minoría de cubanos-americanos en Miami en nada determinan en los destinos de la isla.

El mandatario, agregó, carece de moral y prestigio para inmiscuirse en los destinos de una nación heroica, ejemplo para la humanidad por resistir y vencer un bloqueo injusto que dura más de cinco décadas.

Estimó, además, que el magnate no puede cuestionar los derechos humanos en Cuba, cuando su país es el mayor violador en el mundo.

Washington, enfatizó el dirigente sindical, ha lanzado invasiones burlándose de la autoridad de las Naciones Unidas (ONU) y manipulando informaciones de sus especialistas sobre amenazas a la paz y la seguridad nacional.

Enfatizó que los Estados Unidos siguen empeñado en apoderarse de los grandes recursos naturales de América Latina y lanza una nueva ofensiva contra Venezuela, gobiernos y movimientos progresistas en la región.

Siguen soñando que con el respaldo de gobernantes de derecha, vendidos y sumisos a su interés, van a doblegar a los pueblos, a las naciones rebeldes, afirmó Esparza.

Calificó de bochornosa la actitud del presidente mexicano, Enrique Peña Nito; y su canciller, Luis Videgaray, por unirse a otros gobiernos y a Estados Unidos en acciones contra el gobierno legítimo de Venezuela.

El líder sindical responsabilizó a Luis Almagro, secretario general de la OEA; y a Videgaray de que este lunes en la 47 Asamblea General de esa organización, en Cancún, se trate de condenar al gobierno bolivariano por defenderse de las acciones violentas de la oposición.