México llamó la atención de los alemanes en el siglo XIX como novedoso ente político, nuevo mercado y destino de migración

México llamó la atención de los alemanes en el siglo XIX como novedoso ente político, nuevo mercado y destino de migración

*Fue una época de apertura al mundo; muchas imágenes del México independiente circularon en periódicos europeos, expuso Brígida M. Von Mentz

El México exótico y a la vez convulso de la primera mitad del siglo XIX fue un foco de atención para los alemanes. Se le observó como un novedoso ente político, un nuevo mercado y una posible meta para la migración, en una época considerada de apertura al mundo, expuso Brígida M. von Mentz.

En el marco de la exposición Candida Höfer en México, en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, la  investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) desde 1977, ofreció la charla Percepción que de México tuvieron los alemanes del siglo XIX.

La doctora en Historia expuso parte del contenido de su tesis de doctorado México en el siglo XIX visto por los alemanes, publicado por la Universidad Nacional Autónoma de México en 1980. Refirió que la fuente para conocer la percepción de los alemanes más pobres y potenciales migrantes, fueron los periódicos de amplia difusión que sólo costaban un peñique.

Detalló que en ellos aparecían textos e imágenes de México sobre distintos temas como su exótica y exuberante naturaleza, por lo que plantas como cactáceas, palmeras, y bosques tropicales llamaban muchísimo la atención.

“En los invernaderos de las ciudades se plantaban magueyes y se observaba cómo floreaban, se coleccionaban orquídeas, y todo tipo de plantas tropicales en los jardines botánicos de las ciudades alemanas”, expuso la investigadora especializada en historia económica y social.

Brígida M. von Mentz indicó que esa naturaleza exótica fue difundida por Alexander von Humboldt, quien estuvo en la entonces conocida América Española (Nueva España) entre 1802 y 1803.

“Su estudio sobre México, Ensayo político sobre la Nueva España, se publicó hasta 1811. Sus cartas a los periódicos alemanes y a sus conocidos se conocieron por todo Europa durante ese siglo”, indicó.

Agregó que las largas estancias de Humboldt en París, sus experimentos y dibujos de todo lo que coleccionó en América se comentaba entre la élite científica, francesa, alemana e italiana.

“En los periódicos populares que hablaban sobre México, también se podían ver representaciones de la población nativa, en los que se hacía alusión a su indumentaria y costumbres consideradas exóticas, y a sus medios de transporte: las literas y los caballos. La arriería llamó mucho la atención de los viajeros y reporteros”, puntualizó.

Otro tema novedoso relacionado con México, dijo, fueron las altas culturas indígenas del pasado y los restos arqueológicos. “Llaman mucho la atención lo que Humboldt había llamado las antigüedades mexicanas”.

En su charla, la especialista expuso que la guerra entre México y Estados Unidos fue de gran interés para los alemanes pues muchos de los soldados del ejército invasor eran inmigrantes alemanes recién llegados, a los que se les prometieron tierras a cambio de su participación en el combate.

“Los periódicos norteamericanos, ingleses y alemanes publicaron numerosas cartas a participantes en la guerra. De esa manera se observa que México era bien conocido entre las clases medias alemanas que leían periódicos”, dijo Von Mentz.

La investigadora compartió algunas de las fuentes impresas en alemán sobre el México del siglo XIX, destacó de Carl Christian Sartorius el libro Landschaftsbilder und Skizzen aus dem Volksleben (1855), traducido al español en una edición del Conaculta de 1990.

“Sartorius fue maestro y quiso desarrollar en Huatusco, Veracruz, una colonia alemana. No lo logró y terminó como hacendado.  Su obra es importante como fuente histórica, aunque llena de prejuicios eurocentristas y raciales”, indicó.

Recordó que el autor  llegó a México como parte de la Compañía Alemana de Minas, que inició operaciones en el país en 1824.

“La presencia de técnicos mineros alemanes en México durante el siglo XIX fue fundamental. En general los primeros comerciantes y mineralogistas y técnicos que llegaron en las primeras décadas del México independiente habían pasado a Berlín solicitando a Humboldt una carta de recomendación, que siempre otorgó”.

Von Mentz señaló que entre los destacados mineralogistas que arribaron a México estuvieron Joseph Burkart y Eduard Mühlenpfordt,  y que en los círculos de comercio de Alemania e Inglaterra se tuvo la percepción de que en México había grandes riquezas en metales preciosos.

“Los expertos mineros Stein y Von Gerolt, que llegaron al frente de la Compañía Alemana de Minas, decidieron inspeccionar distintas minas siguiendo la legendaria fama de riqueza de plata del país reciente independizado. Sin conocer las circunstancias, miles de inversionistas especulaban con la plata mexicana”, precisó la académica del CIESAS.

El martes 25 de julio, a días del cierre de la exposición Candida Höfer en México, Ludger Pries, titular de la cátedra Guillermo y Alejandro de Humboldt de El Colegio de México, ofrecerá la conferencia La cooperación científica entre México y Alemania en el siglo XX, a las 18:00 horas.

En la charla se abordarán las actuales relaciones académicas y científicas, así como los estudios conjuntos en materia de ingeniería, ciencias naturales, sociología, economía y antropología social entre Alemania y México. La entrada es libre.

El Antiguo Colegio de San Ildefonso se localiza en la calle Justo Sierra No. 16, Centro Histórico dela Ciudad de México.