El Museo Carrillo Gil muestra el arte de Xul Solar en sus distintas facetas

El Museo Carrillo Gil muestra el arte de Xul Solar en sus distintas facetas

*La retrospectiva Panactivista celebra los 130 años del natalicio del artista y presenta más de un centenar de piezas

A través de acuarelas, témperas, objetos, máscaras, manuscritos, documentos y libros, la exposición Xul Solar. Panactivista, plantea la vida, los intereses y las búsquedas de un artista utópico, vanguardista e irrepetible, cuyo nombre real fue Oscar Agustín Alejandro Schulz Solari (1887-1963).

El Museo de Arte Carrillo Gil alberga en su segunda sala una exposición proveniente del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) de Buenos Aires, Argentina, realizada con motivo de los 130 años del nacimiento del artista, reconocido por su capacidad de inventar idiomas, imaginar ciudades y reinventar el I Ching en su búsqueda por descifrar la metafísica de las cosas.

Las más de 100 piezas que integran la exposición invitan al público mexicano a sumergirse en el mundo de Xul Solar, quien viajó por Europa, regresó a Buenos Aires, y mantuvo estrecha amistad con Jorge Luis Borges, Emilio Pettoruti y Leopoldo Marechal.

Asimismo, traslada al visitante por sus estudios para facilitar el aprendizaje y le presenta sus principales invenciones: el juego del panajedrez, dos lenguas (panlengua y neocriollo), el teatro de títeres para adultos, la recreación de cartas del tarot, grafías plásticas, un nuevo sistema de notación musical, así como su habilidad para planear ciudades autosustentables.

La idea del montaje es entrecruzar su obra plástica con sus invenciones y modificaciones de todos los sistemas, pues Xul Solar se embarcó en transformar la escritura, la lengua, la notación musical y algunos instrumentos, buscando facilitar el conocimiento, el aprendizaje, la comunicación y el entendimiento entre las personas.

La muestra, curada por la argentina Cecilia Rabossi, es un recorrido exhaustivo que presenta las distintas facetas del artista: pintor, astrólogo, músico, visionario, transformador y “escribidor”, en cuyas indagaciones siempre se atravesaba lo místico y lo trascendente, explica Paula Duarte, subdirectora del Museo de Arte Carrillo Gil.

En su opinión el artista argentino es uno de los principales representantes  de la vanguardia latinoamericana del siglo XX. “Fue un singular creador argentino, que podríamos definir como transversal, quien no sólo se dedicó a su exploración por las artes, sino que además tenía una veta mística y literata que fue muy importante dentro de su creación plástica”.

La muestra se articula en seis núcleos: Arte y literatura: amistades, Músico visual, El mundo de las lenguas, Espacios habitables, Los místico, lo esotérico y lo oculto, y, Plastiútiles. Una escritura plástica. Inicia con fotografías en blanco y negro de Xul Solar, del que se expone su carta astral realizada por él mismo.

Paula Duarte comentó que la exposición llega con menor número de piezas a las exhibidas en Argentina. “El espacio en el Museo Nacional de Bellas Artes es mucho más amplio a la que tenemos en el Carrillo Gil, además de que muchas piezas eran del recinto, mismas que no pueden salir del país”.

Apuntó que existen en la muestra obras nuevas, prestadas por dos colecciones mexicanas, una de ellas la Colección Pérez Simón.

De los seis núcleos que integran la muestra, Paula Duarte destacó el de Espacios habitables. “Xul Solar decidió realizar una transformación y vinculación de la naturaleza muy sustentable con los espacios urbanos, tanto así que creó ciudades totalmente imaginarias y trascendentales, de esto hace énfasis una obra muy importante de él, que se encuentra en la muestra, la ciudad de Vuelvilla”.

Vuelvilla fue una ciudad utópica que plasmó Xul Solar en una acuarela pintada en 1936, la cual pensó como una ciudad autosuficiente, una villa flotante o volante, capaz de resolver los problemas de superpoblación y contemplar las necesidades del hombre.

“Era un barco con una sociedad habitable que se podía trasladar en cualquier tiempo o momento espacialmente y suponía él que la tierra no iba a ser espacio habitable y por lo tanto ayudaría a la habitabilidad de los seres humanos”, puntualizó Duarte.

Agregó que Solar ya había pensado en la movilidad, en los globos aerostáticos, que estaban en boga por los primeros viajes del zeppelin y que llegaron hasta Argentina.

Otro de los núcleos que sobre salen es Músico visual, en el que se muestra la experimentación del artista con la escritura musical, pues modificó la forma de las notas y la armadura de clave, y hasta transformó el pentagrama en hexagramas y heptagramas.

“Xul Solar es una exposición muy importante, totalmente un parteaguas de las relaciones con el arte argentino. Es quizás la primera exposición individual de un artista tan relevante, de la vanguardia que se presenta de manera completa, en cuyos núcleos se podrán ver las relaciones de Xul Solar con personalidades muy importantes de la cultura.

“El visitante podrá ver como un artista no sólo se dedica a las artes plásticas, que se consideraba escribidor y a partir de esto podía generar una lengua universal que unificara a todos los pueblos latinoamericanos, como también tenía una veta mística y esotérica y oculta. La muestra presenta piezas que difícilmente podrán volverse a ver en México”, aseveró la subdirectora del recinto.

Xul Solar. Panactivista estará hasta el 8 de octubre en el Museo de Arte Carrillo Gil, ubicado en avenida Revolución 1608, esquina Altavista. Horario: martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas. Domingo, entrada libre. Entrada general: $65.