Fiscalía española cita a Puigdemont; líder y cinco exconsejeros se refugian en Bruselas; enfrentarían penas de 15 a 25 años de prisión

Fiscalía española cita a Puigdemont; líder y cinco exconsejeros se refugian en Bruselas; enfrentarían penas de 15 a 25 años de prisión

El conflicto Cataluña-España sigue generando el interés mundial, luego de que la Fiscalía General del Estado, formalizó una querella contra el líder catalán Carles Puigdemont y los exconsejeros de su gobierno por los delitos de rebelión, sedición y malversación, quienes al parecer se refugiaron en Bruselas para eludir a las autoridades. El Periódico El País publica este lunes la información correspondiente.

Madrid. Agencias. El País. El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont se encuentra en Bruselas junto a otros cinco miembros de su equipo, según ha trascendido este lunes, horas después de que el fiscal General del Estado formalizara una querella contra él y todos los exconsejeros del Govern catalán por los delitos de rebelión, sedición y malversación. Según la agencia Efe, el desplazamiento a la capital belga se ha realizado en avión desde Marsella (Francia), ciudad a la que se desplazaron en coche desde Cataluña.

Fuentes policiales han confirmado que los cinco exconsejeros que acompañan a Puigdemont son Meritxell Borràs, del PDeCAT (que ocupaba la cartera de Gobernación); Antoni Comín, de ERC (Salud); Joaquim Forn, del PDeCAT (Interior); Dolors Bassa, de ERC (Trabajo y Asuntos Sociales), y Meritxell Serret, de ERC (Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación).

Puigdemont y los cinco exconsejeros se han desplazado a Bruselas solo un día después de que el secretario de Estado de Asilo y Migración belga, Theo Francken (del partido nacionalista flamenco N-VA), provocase una polémica al abrir la puerta a la concesión de asilo al expresidente, oferta que fue poco después negada por el primer ministro, Charles Michel.

Lluís Llach, diputado de Junts pel Sí, considera a Puigdemont “exiliado”. “El muy honorable presidente de la República exiliado es una denuncia contra “Ñ” [España] ante los estamentos europeos, internacionales y nos mantiene la dignidad del 1 de octubre”, ha escrito en su perfil de Twitter.

El expresidente de la Generalitat colgó esta mañana en su perfil de Instagram una fotografía en la que sugería que se encontraba en el interior del Palau de la Generalitat. Acompañando a la imagen, escribió un escueto “bon dia”. Sin embargo, el aspecto del cielo de Barcelona este lunes no coincidía con el mostrado por Puigdemont. Horas después se ha sabido que el expresidente se encuentra en Bruselas.

La delegación catalana ante la Unión Europea, cuyo responsable ha asumido este lunes la destitución por parte del Ejecutivo español, ha asegurado que no tiene información ni sobre el viaje de Puigdemont y los exconsejeros ni sobre una eventual comparecencia.

El partido nacionalista flamenco N-VA ha rehusado confirmar o desmentir si se ha reunido con el expresidente de la Generalitat. Fuentes de este partido han informado a la agencia Efe de que, “por ahora”, no hacen comentarios al respecto.

Alzamiento “público y violento”

El delito de rebelión está recogido en el artículo 472 y siguientes del Código Penal. Este tipo penal castiga con un máximo de 30 años de prisión a quienes se levanten “violenta y públicamente” para “derogar, suspender o modificar total o parcialmente la Constitución” o “declarar la independencia de una parte del territorio nacional”. Los jefes de la rebelión, según el Código Penal, se pueden enfrentar a penas de 15 a 25 años de prisión.

Los líderes independentistas, con Puigdemont al frente, han insistido en su intención de alcanzar la independencia siempre por vías pacíficas. Sin embargo, aunque la ley pone la violencia como requisito de la rebelión, la jurisprudencia introduce matices.

Líderes independentistas asumen sin resistencia aplicación del 155

Dar una imagen de Govern activo pero “sin estridencias”. Esta fue la consigna que el núcleo duro del expresidente Carles Puigdemont ha dado a sus exconsejeros de cara al primer día laborable tras la declaración de independencia del pasado viernes en el Parlament. De esta manera, permiten, aun sin admitirlo, que se empiece a aplicar el 155 sin resistencia. Hasta las 9.30 de este lunes solo el destituido consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, había acudido al despacho, que ha abandonado apenas media hora después para acudir al comité nacional del PDeCAT. Y para demostrarlo, colgó en su cuenta de Twitter una foto. En otras consejerías también se ha visto entrar a altos cargos que aún desconocen si han sido destituidos o no pero que dependen directamente de consejeros.