Hacer esperar a los pobres es una herramienta de control y más en época electoral

Hacer esperar a los pobres es una herramienta de control y más en época electoral

ESTÉNTOR POLÍTICO

Por: Miguel Ángel Casique

Apenas en octubre del año pasado, mes en que por cierto fue asesinado el alcalde de Huitzilan de Serdán, Manuel Hernández Pasión, y que hasta la fecha no se ha castigado a los autores intelectuales, tarea que aún tiene la Fiscalía y el gobierno de Puebla; en ese antepenúltimo mes del 2017, en un trabajo llamado «Los pacientes del Estado», un etnógrafo argentino (Etnógrafo es la persona que se dedica a la descripción de los pueblos y culturas) en un detallado estudio analiza cómo es que las “filas de espera” son un capital político para la dominación de una clase.

Y es que por el título de ese estudio el sociólogo Javier Auyero señala que una de las connotaciones de la palabra “Paciente” viene de la raíz latina «pati» que significa «sufrimiento”; pero, además dice que hacer esperar a los pobres es una herramienta de control para el poder que les permite vigilar y castigar y que a la vez genera una actitud subjetiva en los pobres, “quienes creen” y “se convencen” de que deben esperar sin ser activos de cambios.

Aunque el estudio se refiere a una villa argentina la verdad es que eso sucede en muchos países; la espera así, no sólo se da en la fila de las tortillas, en la entrada al convoy de cualquier estación del metro, en las clínicas del IMSS o del ISSSTE, o en las universidades para lograr tener un lugar para educare o en toda las oficinas de gobierno para realizar algún trámite por muy sencillo que sea; no, la espera en México también es para el ciudadano, para el mexicano que sueña que en algún momento su situación difícil y de miseria cambie, en espera de que en unas elecciones federales o estatales, -como las que ahora vivimos, llegue un «buen» candidato, ¿el color?, este no importa; ellos, los parias de la tierra, esperan que algún día llegue un gobernante que vaya al fondo de los problemas de México y, en consecuencia, los atienda y comience, así, a modificar la vida de millones de familias mexicanas y del mundo entero.

Esto viene a comentario porque este fin de semana, el sábado 27 de enero, en un evento que hoy seguramente muchos medios del país retratarán en notas de prensa, se realizó en Tecomatlán Puebla, un encuentro deportivo sin precedente alguno, esto es por la cantidad de participantes que logra reunir pues sus organizadores nos comentaron que la cifra preliminar apunta a que serán alrededor de 21 mil deportistas. Este evento es la XIX Espartaqueada Deportiva Nacional.

Pues ahí, en esta fiesta del deporte mexicano, el líder social Aquiles Córdova Morán, remarcó que si el pueblo no se concientiza, educa y organiza no habrá solución a los problemas del país, es decir, el pueblo ya no debe esperar y ya no debe seguir en la fila del conformismo y dejarse manipular por el poder político y económico, por sus gobernantes y por los políticos que en tiempo electoral buscan su voto; el status quo debe evitarse a como de lugar.

Ante unos 10 mil antorchistas, Córdova Morán, hombre que impone sus discursos debido al manejo exacto del lenguaje y por el vasto conocimiento que tiene de la realidad nacional y mundial de los pueblos y su análisis político y económico de la sociedad actual, detalló por qué el deporte es parte estructural en un proyecto que se ha propuesta una organización como la que el encabeza. «Queremos que el deporte llegue hasta los últimos rincones del país y que se masifique para que la gente se prepare física y mentalmente para luchar por un México próspero y de bienestar; hay que hacer del deporte algo integrante de la vida de cada mexicano.

Pues contrario a la espera y control como se dice y maneja en “Los pacientes del Estado”, con el deporte como ingrediente que hay que poner en movimiento y manejarlo con sabiduría y destreza, el pueblo tiene que despertar y hacer consciencia de que su situación es mala pero que se puede y se debe vivir mejor, de otro modo; siempre bajo la condición de que ya no espere y que no sea una masa inerte sino un pueblo analítico, que razone su realidad y deje de ser inmóvil ante los cambios políticos y sociales que se dan cada 3 ó 6 años al elegir a sus representes de gobierno ¿Condición? No, una necesidad urgente y acorde con los tiempos de ineficiencia del modelo neoliberal para resolver la contradicción entre pobreza extrema y riqueza privilegiada.

Córdova Morán comentó que las clases altas, poderosas dirían algunos, están jalando la cobija en exceso para su lado porque cada día es menor el número de ricos, pero se enriquecen más y por otro lado aumenta el número de pobres y son más pobres. El neoliberalismo, fracasando porque produce muchísima riqueza y no la reparte, por algo existen ocho mega millonarios en el mundo que tienen más dinero que la mitad de la humanidad. ¿Difícil de creer? No, realidad inocultable.

Y es que en México, con una cifra de alrededor de 125 millones habitantes existen ya 100 millones de pobres aseguran analistas y estudios del tema: no hay empleo, los salarios son bajos y no alcanzan, la medicina es elitista y cara, la educación es ineficiente e insuficiente y está por los suelos y no hay vivienda; la situación a nivel planetario y a nivel de México es grave porque la riqueza se concentra mientras la pobreza aumenta. La mismísima ONU dijo que hace dos años había 600 millones de hambrientos en el mundo y que en dos años han pasado a ser 800 millones, esto gracias a un mundo que concentra la riqueza pero que no la reparte.

Con una organización, seguramente la mejor estructurada de México y con una visión exacta de la realidad social, política y económica, Aquiles Córdova, comentó que la injusticia social es clarísima y la necesidad de que esto cambie también; la riqueza no se reparte porque el pueblo no lo exige y que la solución está ahí “el pueblo se debe levantar y reclamar lo que es suyo, debe tener iniciativa y no estar manipulado”. Tal parece que la conclusión del modelo económico y político actual es hacer políticas y hacer esperar a la gente pero sin desesperarla al máximo; por el otro lado está que “el pueblo debe despertar para que los males sociales tengan remedio, sin el pueblo concientizado y organizado no hay solución a los sufrimientos del país». Sabias y atinadas palabras, aquí es donde ahora comienza la solución a los graves y grandes problemas del país.

El clímax no político…

Morenistas de Quintana Roo se molestaron porque se propuso a la presidencia del municipio de Solidaridad a El Chanito, ex priista José Luis Toledo que ya en 2016 había sido elegido como uno de los sucesores de Roberto Borge; de este no se nos olvide ya en días pasados encarcelaron a ex colaboradores Mauricio Góngora y Gabriel Mendicuti. Y ya estando en el sureste del país sorprendió y alertó que José Antonio Aguilar Bodegas, precandidato de la coalición por Chiapas al Frente, que incluye PAN y PRD, daba su apoyo a López Obrador, desde sus redes sociales, pronto colabores comentaron que se trató de un hackeo y dijeron que ya en otras ocasiones había sucedido pues cuando se anunció su intención de contender por la gubernatura, le clonaron sus usuarios para difundir información negativa ¿Las redes en manos de los opositores serán tan negativas, o es simple publicidad?

Y nos comentan que en el estado oaxaqueño que gobierna Murat hijo, se están planeando bloqueos de la Sección 22 estos están programaos para el miércoles 31 de enero a partir de las 8 del a mañana. Dicen que serán en Salina Cruz, frente a la Nisán, en Tehuantepec, frente al Cereso, Juchitán, en el Canal 33, Ixtepec, en la caseta de cobro en carretera 185, en Matías Romero, frente al Trenecito sobre carretera Transistmica y en Zanatepec en carretera La Ventosa. Todo parece y en días pasados lo comentamos que esos grupos son los que le están queriendo organizar una «gran» concentración a López Obrador, todo y organizado ni más ni menos que el nieto de la señora Elba Esther Gordillo. Dios los cría… y ellos se juntan. Por el momento, querido lector, es todo.

Envía tus comentarios a Esténtor Político vía mcasiquem@gmail.com y sigue mi cuenta de twitter @MCasiqueOlivos y Facebook:/MCasiqueOlivos Por el momento, es todo.