Podría el PRI, con algunos cambios en su operación, levantar campaña

Podría el PRI, con algunos cambios en su operación, levantar campaña

ESTÉNTOR POLÍTICO
Por: Miguel Ángel Casique

Luego de que ya quedó bien establecido José Antonio Meade como candidato del PRI a la Presidencia de la República, se dejan ver operaciones políticas que comenzarán a moverse dentro del priismo; algunas de ellas van encaminadas a fortalecer o a garantizar la estructura que lleve a la victoria al tricolor.

Nos comentan que entre algunos de los hombres priistas con trayectoria que se nombrarán como coordinadores de circunscripción están René Juárez Cisneros, Beatriz Paredes y Manlio Fabio Beltrones; éstos, más otros políticos priistas se irán sumando y buscarán a la militancia para construir y reafirmar la estructura además de ir sacando y desterrando la idea y percepción de que el candidato Meade no cuenta con el apoyo de la base priista.

Y en más sobre las elecciones se ha estado manejando que el segundo lugar que tiene Anaya no es tan cierto pues su ventaja se mantiene gracias a que Margarita en este periodo no tuvo movimiento como independiente y se concentró a juntar las firmas para que el INE la aceptara como candidata, por lo tanto la base que apoya a Anaya no se movió; si esto es cierto, quiere decir que una vez aceptada la candidatura de la única mujer que aparecería en la boleta electoral, ahora sí podría tener más impacto entre el panismo y restarle capital electoral a Ricardo Anaya, o sea, el segundo lugar de Anaya correría peligro y habría sido un tanto falso, además de que en redes sociales no hay buen percepción del panista.

Si bien es cierto que Anaya «cuenta» momentáneamente con el respaldo de al menos 12 gobernadores del PAN, también es real que en un escenario de que se fuera a un tercer lugar, esos gobernadores que son operadores electorales de manera natural, pero no parece que Anaya los tenga de su lado, buscarían otros campos; más se antoja pensar que en un momento de definición, si Anaya pasa a una tercera posición, la mayoría se irá con López Obrador y muy pocos se quedarían con el panista.

Pero este actuar no sólo es con Anaya también se sabe que todos los gobernadores priistas están esperando momentos cruciales para ver si la campaña de Meade levantará o no, si esto no sucede a la mayoría se le ve latir su corazón con AMLO pues se ven más seguros con el tabasqueño que con Anaya. Estando así las cosas, el golpe para Anaya sería mucho más fuerte, pues el respaldo priista ayudaría a AMLO. Pero las lecturas que se hacen aún son hipotéticas, veremos rápidamente la entrada de campaña luego del 30 de marzo, veremos operaciones que aún se mueven en el priismo y ya como candidato Meade moverá más sus piezas pues tiene ya la certeza de ser el candidato oficial, eso parece a simple vista suficiente para que la campaña levante, pero también puede ser que no. Al tiempo.

El clímax no político…

Ayer se manejó en un diario nacional que las desapariciones en Veracruz son imparables y es que el estado está ocupando un segundo lugar en este tema, pues desde el 2011 se han hallado 343 fosas clandestinas. Según la información, adultos, niños y jóvenes desaparecen en Veracruz por las noches, tardes o al amanecer; ellos van al trabajo, al salir de la escuela o al regresar de algún evento, cualquier día pueden ser desaparecidos incluso en sus casas, estos datos los da el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNDPED)

Veracruz tienen bajo la gubernatura de Miguel Ángel Yunes el segundo lugar nacional en número de personas desaparecidas, así cerró el año 2017 con 202 casos, mientras que el que se lleva el primer lugar es Guerrero con 347. Buen trabajo sería que los gobiernos locales voltearan a ver el trabajo de su policía local y ver si realmente está haciendo algo o sólo aparentan. Los gobernadores de esos estados tienen más trabajo.

Nos dicen que en esta elección una cosa parece bastante clara para José Antonio Meade, pero para los jugadores contrarios no; si México iría al frente con ofertas de avanzada o daría marcha atrás a políticas públicas que comienzan a dar resultados después de los resultados del mes de julio; para el priismo no hay duda que lo que se ha hecho está bien, es más, para la sociedad que se ve desde un punto de vista progresista, las reformas tienen beneficios, En este caso Meade ha sido transparente y directo al exponer que con las reformas se va para adelante y señala abiertamente que echar abajo la reforma educativa, la energética, el Seguro Popular y la construcción del nuevo aeropuerto, entre otros, no sólo sería un despropósito, sino representaría condenar a la nación a un estado de atraso y frustración. Por el momento, querido lector, es todo.

Envía tus comentarios a Esténtor Político vía mcasiquem@gmail.com y sigue mi cuenta de twitter @MCasiqueOlivos y Facebook:/MCasiqueOlivos