Provocar un impacto social, reto de los festivales

Provocar un impacto social, reto de los festivales

Actualmente los festivales tienen el reto de provocar un impacto social. Que su programación invada espacios públicos y la sociedad los haga suyos; que el espectador interactúe con los artistas a fin de generar una mayor conciencia del papel de la cultura en la vida cotidiana y con ello, apuntalarlos como generadores de cambio, expuso Marcela Diez Martínez Franco, directora general de Promoción y Festivales Culturales (DGPFC) en el marco del Primer Encuentro de Programadores de Festivales de Arte y Cultura, realizado en el Estado de Chihuahua, a donde asistió con la representación de la titular de la Secretaria de Cultura federal, María Cristina García Cepeda.

La también gestora y programadora cultural, dijo que la riqueza y la diversidad cultural que caracteriza a México, en el escenario mundial son sus festivales, reflejo de tradiciones y crisol de la actualidad.

Durante su participación en el panel La experiencia de los festivales en México y sus alcances, la funcionaria federal informó que en el territorio nacional hay más de 472 festivales culturales dedicados a las artes escénicas sin contar los de cine, gastronómicos o ferias; cada uno de ellos posee una personalidad que lo distingue, además de crear y formar públicos.

Diez Martínez Franco destacó que la columna vertebral de cualquier festival es su programación, con ella se generan el resto de las actividades internas del mismo, los artistas y grupos participantes le dan forma y vida.

Por otra parte, consideró como una labor silenciosa y destacable, la responsabilidad del programar, toda vez que se asegura la viabilidad del desarrollo de las propuestas artísticas y culturales, así como de construir el engranaje del funcionamiento de festival.