Yolanda Tellería se perfila como la peor alcaldesa de Pachuca; sólo invierte el 3.49% del total de presupuesto aprobado

Yolanda Tellería se perfila como la peor alcaldesa de Pachuca; sólo invierte el 3.49% del total de presupuesto aprobado

ESTÉNTOR POLÍTICO
Por: Miguel Ángel Casique

La de la panista Yolanda Tellería Beltrán, alcaldesa de Pachuca, es una administración que será recordada como la peor en la historia de ese municipio porque sólo destina el 3.49% del presupuesto de Pachuca y tiene presos políticos como el caso de un afiliado a la Federación de Organizaciones Independientes del Estado (Foideh), que desde el pasado sábado 21 de abril fue detenido arbitrariamente por elementos de Seguridad Pública Municipal.

Y es que en esa Secretaría, la de Seguridad Pública de Pachuca, se comenta que los policías se les acusa de cometer robos en supuestas «inspecciones» que hacen, según los mismos policías de rutina, es vox populi, que ya son muchos los casos que la población se queja sobre hurtos, lesiones y detenciones arbitrarias y aunque se han realizado varias denuncias la Contraloría Municipal no responde a esas acusaciones, bien haría Yolanda Tellería aclarar que su policía no hace esas cosas, que es una policía bien portada. ¿Podrá hacerlo?

Y hablando de la misma seguridad para los pachuqueños el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, hasta febrero de este año, señaló que el delito de robo se cometió 250 veces en enero y 330 más en febrero es decir un total de 580 robos durante dos meses, nueve veces al día, incluso instituciones como la Primaria Josefa Ortiz de Domínguez, tuvo tres robos a sus instalaciones en sólo tres días.

Ya la administración de Tellería está por cumplir los dos primeros años y la percepción que tienen los pachuqueños sobre su gobierno es de forma negativa en el ejercercicio de la política y de un mal gobierno que está alejado de llevar progreso y bienestar en Pachuca. Es decir en la capital de Hidalgo no hay condiciones materiales, en obra pública, que mejore la vida de los habitantes.

Y es que el Coneval señaló que, pese a su calidad de capital, en Pachuca existen un total de 267,862 personas, de las cuales sólo el 5.6 por ciento no es pobre, o sea, de cada 100 pachuqueños 94 tienen carencias o viven en pobreza: es vulnerable por carencias sociales (32.2%), por ingresos (29.9%), padecen pobreza moderada (29%), y pobreza extrema (3.3%). Datos escalofriantes para cualquier gobierno local, estatal o federal. Pero a la alcaldesa no parece importarle en lo más mínimo.

Los habitantes de colonias como Felipe Ángeles nos comentaron que la presidenta municipal cuando era candidata al cargo decía que trabajaría «con todos los sectores de la sociedad» y que iba «a procurar el bienestar de los más necesitados”, pues dijo que se trataría de un gobierno diferente y cercano a la gente; esas frases bonitas hoy quedaron en el olvido porque en Pachuca no se puede hablar de progreso si hay mucha pobreza como lo muestran los datos arriba mencionados, no se puede hablar de seguridad si diariamente existen al menos diez delitos por robo y si la policía en lugar de cuidar a la ciudadanía es la misma que comete robos a lapidación.

Pero hay otro dato curioso que ilustra que Yolanda Tellería no sabe gobernar; un gobierno que sólo en un año realizó 32 obras, ¡sí querido lector, no se sorprenda, 32 obras en una capital de un estado; y esto es posible porque la alcaldesa invierte una cantidad mínima del presupuesto que dispone la alcaldía.

Esta información es pública en los medios locales y nacionales, es decir que del presupuesto para el presente año, que asciende a 828 millones 415 mil pesos, Tellería Beltrán, sólo destinará a obra pública 28 millones 942 mil 697 pesos, es decir, el 3.49%, SÍ, LEYÓ USTED BIEN, SÓLO EL 3.49%, de todo el presupuesto de egresos de la presidencia municipal. ¿Por qué?, ¿El resto dónde quedará? ¿qué destino tendrá?, irá a parar a la burocracia.

La población está inconforme, este martes hubo dos protestas, una simbólica para pedir que se deje de perseguir a los comerciantes y se libere a un que está preso desde el pasado sábado; la segunda fue de 5 mil pertenecientes al antorchismo de esa entidad que lidera Guadalupe Orona Urías, esta última exigen agua potable para las colonias La Loma y Ampliación Jorge Obispo; otras cinco: La Palma, El Fresno, Del Valle, El Paraíso y Margarita Morán Veliz esperan introducción de servicio de drenaje y 15 colonias de la zona norponiente están demandando el cumplimiento del compromiso de la pavimentación de la avenida Cerezo.

Pachuca, un municipio en donde la exigencia de obras, educación, seguridad y salud la ineficiencia para gobernar evidencia la falta de rumbo, de visión y el desconocimiento de la situación que impera en el municipio. En Pachuca, de parte de Yolanda Tellería Beltrán hay prepotencia porque ni siquiera se digna a recibir a una comisión antorchista, hay cerrazón, indolencia. Pero con Guadalupe Orona, luchadora social probada y con verdadera fuerza popular entre la población, bien haría la alcaldesa cumplir con lo que prometió para los pobres de Pachuca, de lo contrario, tendrá plantón para rato y una serie de protestas que sin duda irán escalando.

El clímax no político…

Más centros comerciales; menos al alcance de la gente. Se estima que la Ciudad de México se ha convertido en el sitio predilecto para la construcción de centros comerciales, situación que ha llevado a una saturación de estos desarrollos en ciertas regiones, como la zona sur de la ciudad; lo cual ha generado una caída de hasta 36 por ciento en el precio de los locales en esos centros. Se calcula que en nuestro país los centros comerciales ocupan un total de 22 millones de metros cuadrados, de los cuales la Ciudad de México y su zona Metropolitana concentran el 30 por ciento, es decir 6 millones 600 mil metros cuadrados; pero lo cierto es que dada la situación de miseria y de pobreza del país, de los bajos salarios para los trabajadores la proliferación de centros comerciales aumenta pero muy poca población acude.

En plena campaña y a poco más de siete meses del sismo que sacudió a la Ciudad de México y ocasionó el colapso de un número indeterminado de inmuebles, 14 pueblos de la delegación Xochimilco viven una crisis, ya que cientos de damnificados continúan viviendo a la intemperie porque la autoridad delegacional ni el Gobierno central los han ayudado. Líderes sociales han advertido que de ser necesario se propone rastrear los recursos de la reconstrucción, puesto que hasta la fecha en las zonas afectadas por el sismo no han llegado. Por el momento, querido lector, es todo.

Envía tus comentarios o sugerencia a Esténtor Político en mcasiquem@gmail.com o en twitter @MCasiqueOlivos y Facebook: /MCasiqueOlivos