Debate no cumplió expectativas, Toluca perdió ante Santos y Antorcha ganó con 40 mil en la Plaza de Toros

Debate no cumplió expectativas, Toluca perdió ante Santos y Antorcha ganó con 40 mil en la Plaza de Toros

ESTÉNTOR POLÍTICO
Por: Miguel Ángel Casique

Tras el segundo debate donde lo que predominó fueron los ataques y acusaciones entre los cuatro candidatos que ofrecieron unidad después de la elección y tras prometer que exigirán respeto a Donald Trump y con un formato que, según, permite la interacción con “ciudadanos”, sucedió tal y lo que se esperaba: un debate que fue plano, sin que trajera algo nuevo y por conclusión con poco cambio en los porcentajes de preferencia que cada candidato ya tiene entre los ciudadanos.

El ciudadano-elector seguramente debió tornase contento y hasta divertido cuando entre los candidatos se tacharon de corruptos, hipócritas y de cínicos, pues una vez más José Antonio Meade, Ricardo Anaya, López Obrador y Jaime Rodríguez, no pasaron la prueba de hacer verdaderas propuestas, con ideas claras y concretas de cómo atender los verdaderos problemas sociales que de ordinario padece México, con alrededor de 120 millones de habitantes y con cerca de 100 se encuentran en algún tipo de pobreza, con un tema de inseguridad y violencia que la población se nota preocupada, además de un alto grado de corrupción y de indiferencia de los políticos para atender las demandas de sus gobernados.

En el segundo debate todo pareció personal, se vieron calificativos contra uno y otro candidato que caminaron por el set de televisión como si estuvieran en una Plaza de Toros para acercarse y capotear una cornada del contrincante y evitar una acogida. Con la asistencia de 42 ciudadanos en donde seis de ellos formularon preguntas, el evento del que la población esperaba más y que ahora sí los candidatos fueran al fondo de la problemática de México, fue guiado por los periodistas León Krauze y Yuriria Sierra, que en algún momento al primero se le vio con intención de presionar a los candidatos para que respondieran alguna pregunta que “los ciudadanos” ahí presentes le hicieron, pero no se logró más… lo más “interesante” fue lo del “voy a cuidar mi cartera” al “Ricky riquín canallín”.

Con este segundo ejercicio, los cuatro candidatos arrancan la última fase de su carrera política que será definida este 1 de julio, pero antes se encontrarán nuevamente el 12 de junio, en un tercer debate que no pasara de ser una copia del 1ro y 2do, con la decisión ya, sino electoral, si de la clase política de México quien gobernará la nación durante los próximos 6 años; así los candidatos pierden la oportunidad de mostrar experiencia para gobernar a México en la época Trump y AMLO sigue siendo el menos preparado en política exterior

El de ayer fue un debate que no respondió las expectativas y que los porcentajes en la preferencia hacia los candidatos no se moverán, o al menos no lo suficiente para cambiar las tendencias. En algo si tuvo razón Jaime Rodríguez, “El Bronco”, cuando dijo que “Los candidatos de los partidos se la pasan peleando, viendo quién es más rata y venenoso, y así no podrán hacer el trabajo de Presidente”.

Y hablando del set de televisión como plaza de toros, nos vamos verdaderamente a la Monumental de México donde sí hubo un impacto verdadero y muestra real de la fuerza que tiene Antorcha en el corazón del país y también en toda la república, algo que dejó verse en las palabras de su líder nacional, Aquiles Córdova, ante al menos 40 mil capitalinos que escucharon el mensaje preparado para esta ocasión con motivo del 28 aniversario de la organización en la capital.

Antorcha este domingo si ganó, pues hasta cuando parece que pierde, siempre logra avanzar y hacerse escuchar, ahora con un grito monumental de 40 mil personas en ese coso taurino, así continúa reafirmando su compromiso de ser la organización más grande y mejor estructurada de México que busca incrementar su membresía entre el pueblo de México para convertirse en un partido político y desde ahí conquistar el poder político para, con una nueva forma de hacer gobierno, verdaderamente comenzar a cambiar la situación de miseria y de pobreza en la que se encuentra sometido el país; una nación en el que hay mucha riqueza pero que está mal distribuida.

Y es que ante esta calamidad social que se vive en México, ayer el discurso del líder antorchista, remarcó y enfatizó la urgentísima necesidad de generar un cambio del modelo económico donde además, dijo, que un simple cambio de presidente no es la solución a los problemas de México; y es que ahí se comentó que en el mundo y en el país la crisis del modelo económico, regido por el libre mercado, está haciendo crisis y agudizando, día con día, los problemas de las grandes mayorías.

Con análisis sorprendente de la realidad social y con un seguridad que tarde o temprano llevará al triunfo al antorchismo, -análisis que no se ve ni aun teniendo los 4 candidatos reunidos-, Córdova Morán dejó claro que el modelo económico neoliberal está sostenido en un mundo desigual, en el que una minoría acapara la riqueza dejando fuera del progreso a la inmensa mayoría y es que aseguró que los problemas como el incremento de la delincuencia, el ambulantaje, el desempleo, los bajos salarios, la ausencia de bienestar, la carencia de servicios como el drenaje, agua potable e incluso la corrupción, son resultado de la concentración de la riqueza.

El destacado luchador social que representa a cerca de 3 millones de mexicanos en todo el país indicó que la clase política en México y el mundo esconde esta realidad, ya que sus gobiernos, algunos que se presentan como de izquierda, no sólo no buscan combatir de fondo estas problemáticas, sino que le hacen frente con medidas represivas.

La voz estentórea de Aquiles estremeció a los asistentes, ahí la atención no se perdía a pesar de que a las 9 de la mañana ya comenzaban a caer los rayos del sol sobre el rostro de amas de casa, obreros, maestros, estudiantes y campesinos de la periferia de la ciudad, (porque sí querido lector, aun en zonas de Xochimilco y Tlalpan, existe gente que trabaja la tierra), vemos, por ejemplo, a gobiernos haciendo campañas de prensa contra el comercio informal, pero detrás de la campaña mediática viene la represión abierta, y que por eso se ve a muchos de estos grupos sociales optando por refugiarse en actividades de carácter delictivo, ante la falta de oportunidades de empleo, de vivienda, salud y educación.

Lo que México necesita y requiere es cambiar el modelo económico neoliberal, causante de la terrible calamidad en México y en el mundo, ya que ha dado pruebas de ser eficiente en la producción de la riqueza pero carece de mecanismo para repartirla; la tarea se le ha dejado al mercado pero esa es sólo una manera de esconder la verdadera realidad, pues es dejarle todo el poder para gobernar la sociedad a las empresas o a los dueños del dinero.

En esta coyuntura electoral, y lo comprobamos también en este segundo debate, donde sólo se emitieron ataques y agresiones y muy poquísimas propuestas, el antorchismo sostiene que mientras el modelo económico no se modifique, las cosas seguirán igual y la solución no se trata de poner a un nuevo líder con buenas intenciones para cambiar la situación en el país, pues existen muchos intereses que benefician al modelo, fuerzas muy poderosas.

La única manera de enfrentar esas fuerzas es sobreponerle otra que tenga la capacidad de cambiarlo, esa fuerza es el pueblo organizado y esa es la fuerza que está creando Antorcha; por eso este domingo, al festejar 28 años de su llegada al corazón del país, vuelve a demostrar que sigue ganando y conquistando a miles de mexicanos que llegado el momento ya no serán polvo humano sino una roca fuerte y lo suficientemente grande para golpear en serio al sistema neoliberal y crear una nueva forma de hacer gobierno que beneficie a la población y no a unos cuantos.

El clímax no político…

Y hablando un poco más sobre el debate vimos como desdeñan candidatos riesgos injerencistas de EUA en el proceso electoral mexicano. Ninguno de ellos pudo exponer un plan radical sobre la relación bilateral con Estados Unidos, en donde existe un imperialismo amenazante no sólo contra el país, sino en el mundo. Tampoco se pudo delinear un curso de acción con la frontera sur, es decir, nuestra relación con latinoamericana, en donde sólo se restringió al tema migratorio y la seguridad. Meade, sumamente cuestionado por su papel como secretario de estado, pero duro contra las falsas propuestas del puntero.

AMLO, nuevamente llegó solamente a administrar la ventaja, con medidas cortoplacistas, lugares comunes sobre temas delicados para el país (aumento al salario mínimo, combate a la pobreza para evitar migración a EUA) y nuevamente capitalizar la inconformidad contra el gobierno actual. Anaya, más golpes hacia Meade que Andrés Manuel López, el puntero. El candidato independiente puso en jaque a Andrés Manuel al pedirle que renuncie al financiamiento de Morena, el partido que construyó a base de alianzas hoy impresentables como el del “gober precioso” Mario Marín o el yunquista Manuel Espino.

Sobre el triunfo de Santos sobre los Diablos rojos de Toluca ya se comenta que esto no era lo esperado, pues las apuestas eran porque en casa, en “La Bombonera”, Toluca saliera triunfante y no fue así. Será que, ¿en las elecciones también sucederá algo inesperado y el ganador no sea López Obrador?. Sólo es pregunta. Por el momento, querido lector, es todo.

Envía tus comentarios o sugerencia a Esténtor Político en mcasiquem@gmail.com o en twitter @MCasiqueOlivos y Facebook: /MCasiqueOlivos