Playoffs de la NBA

Playoffs de la NBA

PITIDO DEPORTIVO

Los Playoffs de la National Basquetball Asociation (NBA) son cuatro rondas de competición entre 16 equipos repartidos en la Conferencia Oeste y la Este. Los ganadores de la Primera ronda (o cuartos de final de conferencia) avanzan a las Semifinales de Conferencia, posteriormente a las Finales de Conferencia y los vencedores a las Finales de la NBA, disputadas entre los campeones de cada conferencia.

Los playoffs comenzaron como un torneo a tres eliminatorias; los dos mejores equipos se encontraban en las semifinales (al mejor de tres partidos), mientras que los equipos clasificados en el segundo y tercer puesto de su respectiva división se encontraban en los cuartos de final (a tres partidos). Los ganadores de los cuartos de final disputaban las semifinales. Los ganadores de esta serie se jugaban el campeonato en las Finales de la NBA al mejor de siete partidos

A partir de la temporada 2006-2007, los primeros cuatro equipos, los tres campeones de división y el mejor segundo, son emparejados tomando en cuenta el total de partidos ganados y perdidos, de modo que los dos mejores equipos de cada conferencia no se enfrenten sino hasta la final del campeonato. La posición de los cuatro equipos restantes viene determinada por el porcentaje de victorias de cada uno de ellos. El ser campeón de división no garantiza tener la ventaja de campo en las eliminatorias de los playoffs, algo insólito en los deportes norteamericanos. El tener un récord más alto ofrece varias ventajas. Ya que el primer clasificado jugará contra el octavo, el segundo contra el séptimo, el tercero contra el sexto y el cuarto contra el quinto; el tener un mejor balance normalmente quiere decir que te enfrentarás a un equipo más débil. La franquicia con mejor balance tiene la ventaja de campo en cada serie de playoffs, incluida la primera ronda.

En la ronda final, se enfrentan los campeones de cada conferencia al mejor de siete partidos. Al primero que consiga vencer en cuatro partidos, se le conocerá como el campeón de la NBA. Se disputa anualmente en junio, y al campeón se le galardona con el Larry O’Brien Championship Trophy. La idea de llamar al trofeo de campeón Larry O’Brien, es en honor al comisionado de la NBA que precedió a David Stern, Larry O’Brien. A cada jugador del equipo victorioso, además del entrenador y el general manager, se le entrega un anillo de campeón. Además, la liga entrega el premio al jugador más valioso (MVP) de las Finales, que normalmente recibe un jugador del equipo ganador, aunque esto no sea una norma. Solo ha habido una excepción hasta la fecha: Jerry West recibió el MVP de las Finales en 1969 (primera temporada en la que se entregaba este premio) a pesar de que los Lakers no ganaron el anillo.

Cabe destacar que el veterano LeBron James afiló sus dientes y aunque no le sirvió para empatar la serie ante los Celtics, sí le fue útil para firmar otra actuación para la leyenda. Un partidazo que le sirvió para ser el MVP de la noche con unos números que vuelven a colocar al alero en la lucha por el trono de la historia. El alero de Akron firmó 21 puntos de los 27 de los Cavaliers en el primer cuarto, siendo la génesis de un nuevo triple-doble en playoffs (42 puntos, 12 asistencias y 10 rebotes). LeBron es el único jugador en la historia con tres partidos de playoffs con triples-dobles por encima de los 40 puntos. Eso sí, su balance en estos partidos es de una victoria y dos derrotas. También demostró que la edad no es un problema para él y con su triple-doble ante los Celtics se convirtió en el jugador más veterano en lograrlo en unas Finales de Conferencia, dejando atrás a Tim Duncan, que lo logró con 32 años y 34 días en 2008.