Revista Tierra Adentro emprende recorrido a través del discurso amoroso que lleva al consenso

Revista Tierra Adentro emprende recorrido a través del discurso amoroso que lleva al consenso

El amor es un tema universalmente indefinible porque para cada persona significa algo distinto; por ello resulta la musa predilecta  de los escritores, pero también el lugar común donde coinciden reflexiones en ocasiones ambiguas, aunque por supuesto nunca falten las superficiales. La revista Tierra Adentro dedica su ejemplar de mayo-junio 2018 a la concepción del amor más allá de cambios paradigmáticos y cuestiones ideológicas, desvinculándolo de tradicionalismos que impiden su concepción como un fenómeno de actualidad; sugiriendo retornar de estereotipos pasados hasta quedar instalados en lo novedoso del presente.

Dentro de este contexto literario el amor adopta un cuerpo distinto, resultado de una concepción discursiva sensible y reflexiva: poética, narrativa, argumentativa e incluso expositiva. Amor, el deseo ficticio o la necesidad real de atar un cabo con que asirse a la vida y que si dejamos suelto conduce al extravío emocional. Puede amarse deliberada o premeditadamente, así la escritura se vuelve también un acto amoroso ya que cuando escribimos entablamos una relación directa o indirecta con otros.

La excursión tiene por rumbo el DOSSIER con ilustraciones de Lorena Mondragón, quien escruta el papel de la monogamia en una sociedad hipersexualizada, aquello que dificulta relacionarse sin verdad a causa de múltiples apariencias que promueven las redes sociales; tanto como lo viable del erotismo entre tanta inmediatez que solo parece permitir simplemente sexo. El PORTAFOLIO constituido por la fotografía de Paola Ismene, vuelve de las sensaciones su motivo central, plasmando estados anímicos partiendo de referencias oníricas. La CRONICA donde Pablo Zulaica trata un asunto de importancia nacional sobre el acueducto de Matatla “comparado con el Pont du Gard romano”. La CREACIÓN presenta un relato de Rodrigo Flores Sa