Celebran a Alfonso Reyes con nuevas publicaciones

Celebran a Alfonso Reyes con nuevas publicaciones
  • Una lectura crítica de El plano oblicuo y Estaciones de Francia recopilan y analizan la obra el escritor mexicano al tiempo de invitar a su relectura

Alfonso Reyes es una especie de caracol, en cuya concha se puede escuchar el rumor del mar en la literatura mexicana… Va desde la curiosidad por el teatro indígena, hasta la literatura del siglo XX”, aseguró el escritor Adolfo Castañón, en el marco de las celebraciones por el 129 aniversario del natalicio del intelectual llevadas a cabo en la Capilla Alfonsina.

La Coordinación Nacional de Literatura del INBA presentó Una lectura crítica de El plano oblicuo y Estaciones de Francia de Adolfo Castañón, obras que giran en torno a la obra de uno de los intelectuales más prolíficos de nuestro país, quien además de ser escritor, traductor y diplomático, impulsó e influenció la obra de autores en ese momento poco conocidos como Octavio Paz, Juan Rulfo y Jorge Luis Borges.

En la presentación editorial, llevada a cabo en la Casa Museo Alfonso Reyes, participaron el poeta y ensayista, Adolfo Castañón; el escritor Armando González Torres, y el poeta José Javier Villarreal, quienes ahondaron en la obra del llamado “regio universal”, cuya balanza se mueve entre las aventuras literarias e intelectuales, en lo que fue una cálida invitación a conocer más de este mexicano considerado un historiador de nuestra literatura.

Alfonso Reyes hace un redescubrimiento de lo que llamaría el Virreinato de filigrana, los siglos de la Nueva España, y además es muy conocido por la entrada al mundo precortesiano. Según Adolfo Castañón,  “tiene una visión muy clara de la unión, de ese cemento social discernido en nuestras tradiciones y en nuestras formas de convivencia”.

A la muerte de su padre, el general Bernardo Reyes durante la “Decena trágica”, se exilió a España de 1914 a 1924, periodo en el que destacó como escritor y maestro de la investigación literaria, colaborando en el Centro de Estudios Históricos de Madrid y en la distintas publicaciones españolas.

Se desempeñó como diplomático mexicano en España, Francia, Argentina y Brasil. Como académico presidió la Casa de España en México, hoy el Colegio de México, fue miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, docente y fundador del Colegio Nacional, recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en Literatura y Lingüística en México.

Alfonso Reyes recibió doctorados Honoris Causa de las universidades de Princeton, California y Berkeley en los Estados Unidos de América, y de la Sorbona de París. Falleció el 27 de diciembre de 1959, en la Ciudad de México.