México: sus retos con un gobierno diferente

México: sus retos con un gobierno diferente

ESTÉNTOR POLÍTICO
Miguel Ángel Casique Olivos

Durante cuatro meses estaremos viendo modificaciones en la estructura del futuro gobierno, estructura que en su mayoría sólo se modificará en niveles altos o de dirección, porque la parte que está más abaja, la de los trabajadores de base, seguirá igual, o al menos tardará más en modificarse.

O sea que, el gobierno de diferente color que tendrá México por seis años tendrá que responder a retos del país y de los ciudadanos y no sólo los que votaron por él, sino de todos, algo así como 120 millones de habitantes.

Los mexicanos, como principales actores del país, tanto en lo económico, político y social tendrán retos que se verán reflejados en el ámbito internacional y nacional; todos los ciudadanos tendrán que ir mostrando su aceptación en las políticas públicas que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador irá ejecutando a partir del primero de diciembre.

Se comenta que previamente algunas cosas se verán tras tomar posesión los diputados, incluso ya se verán algunas acciones como la que recientemente se propuso de reducir al 50% el financiamiento a partidos políticos.

Porque hay quienes dicen que el gobierno, aunque se está proyectando como un gobierno de austeridad, también tendrá que ver cómo enfrentar problemas que él mismo comenzó a repudiar, evitar por ejemplo que se le comience a caracterizar por ser un gobierno familiar o que esté usando su influencia como el caso de Rosalinda López, quien es la propuesta de AMLO para ser la jefa del SAT, pero que es hermana del gobernador electo en Tabasco, Adán Augusto López, quien tiene un trato muy íntimo con el futuro presidente de México; además la funcionaria es la esposa de Rutilio Escandón, gobernador electo en Chiapas, otro de los muy cercanos a Obrador.

Los cambios y nombramiento de políticos que vayan ocupando un lugar en el nuevo gabinete; así como el cumplimento aunque sea en porcentaje aceptable de las expectativas que ha generado y sigue generando AMLO; tendrán que influir y decidir, positiva o negativamente en los retos que México y los mexicanos tengan en mente; por ejemplo, con el ataque frontal a la pobreza o terminar con la inseguridad y violencia en el país.

El clímax no político…

Regresa el tema del muro contra México. Luego del 1 de julio, cuando se supo que López Obrador será el próximo Presidente Mexicano, El presidente gringo, Trump no había tocado el tema. Pero este domingo inició su día con un tuit en el que se dirige a su Congreso para exigir que le aprueben el dinero para el muro fronterizo. Esperemos que esto no dificulte la relación aparentemente bien, con el próximo gobierno federal, porque ese tema fue la piedra en el camino de lo que pintaba como una gran relación entre las administraciones de Trump y de Peña Nieto. Por el momento, querido lector, es todo.