Natalio Hernández ha contribuido a enriquecer el ser de México: Miguel León Portilla

Natalio Hernández ha contribuido a enriquecer el ser de México: Miguel León Portilla
  • Organizan un reconocimiento al poeta de origen náhuatl en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas

Natalio Hernández, es un gran poeta, un gran sabio náhuatl que ha contribuido a enriquecer el ser de México y espero que viva muchos años para trabajar, dijo el historiador y filósofo Miguel León-Portilla.

El estudioso del pensamiento y la literatura náhuatl reconoció a Natalio Hernández y lo consideró como un hombre necesario para el país por ser un docente comprometido, creador de instituciones y promotor y difusor de las lenguas originarias, además de escritor y poeta.

Desde muy joven se interesó por la docencia –refirió León- Portilla. Fue, ha sido maestro normalista y director de educación bilingüe, con una entrega total. No ha ido a buscar, ahí, dinero, honores, ha ido a servir a su tierra.

En el marco del Ciclo Protagonistas de la Literatura Mexicana, del Programa Las Primeras Raíces, Escritura en Lenguas Originarias, se le rindió un homenaje al ensayista, poeta y escritor náhuatl veracruzano Natalio Hernández, este domingo 5 de agosto en Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

La labor del ensayista y poeta veracruzano Natalio Hernández constituye un parteaguas en la creación y promoción de la literatura en lenguas originarias de México. Es originario de Ixhuatlán de Madero, Veracruz, donde nació en 1947, en una familia cuya lengua era el náhuatl.

El autor de poemarios como Collar de flores (1985) y Veinte flores: una sola flor (1987) reconoce que todo el mundo natural, mítico, místico y luminoso lo aprendió en su lengua materna a través de sus padres.

Ha recibido diversos reconocimientos,  y su obra ha sido traducida a diversos idiomas; asimismo ha recorrido diversos países para dar sus recitales de poesía.

En 2008, por encargo de la Comisión del Bicentenario del Senado de la República, tradujo la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos a la lengua náhuatl.  En 1997 ganó el Premio Nezahualcóyotl de Literatura en Lenguas Indígenas, el más importante en su tipo.