Omar Fayad, gobernador de Hidalgo no sólo no cumple y miente; ahora, es represor

Omar Fayad, gobernador de Hidalgo no sólo no cumple y miente; ahora, es represor

ESTÉNTOR POLÍTICO
Miguel Ángel Casique Olivos

A escasos dos años de la administración gubernamental en Hidalgo, al priista Omar Fayad Meneses no le ha ido muy bien; tanto que ya es vox populi que Hidalgo se encuentra en pobreza y crisis social y que está en la miseria y el abandono. En el estado, por ejemplo, según datos del Conveal, se estima que sólo seis de cada 10 viviendas tienen agua entubada, dos de cada 10 no tienen drenaje, el 54 % vive en pobreza y hay más de 350 mil hidalguenses en pobreza extrema; incluso, el estado se ubica en el séptimo estado más pobre de México.

Pero tal parce que cada hora y cada día es más difícil para Omar Fayad, porque no sólo no cumple con atender a la población y llevarle obras y servicios, no solo no entrega recursos que la Cámara de Diputados aprobó y etiquetó para realizar obras y proyectos, sino que ahora, a unas cuantas horas de que se realice una protesta de 40 mil hidalguenses en Pachuca, se prepara una emboscada y una represion a la gente que va a salir a manifestarse.

Y es que, desde ayer, se comenta llegó a la oficina estatal de prensa del Movimiento Antorchista de Hidalgo, una información para que se supiera que durante la madrugada 26 de septiembre, se desplegará un operativo policiaco con la finalidad de reprimir a los hidalguenses que participarán en la concentración masiva. Como se anunció semanas atrás mañana marcharán 40 mil hidalguenses en exigencia de que se cumpla el compromiso de ejecutar obras de infraestructura básica, así como la liberación de 61 millones de pesos, gestionados por Antorcha a nivel federal y que retiene la Secretaría de Finanzas, monto que se etiquetó para realizar 33 obras que requiere la población.

De acuerdo a lo que se rumora y comenta, entre la noche de este martes y la madrugada del miércoles se hará en una movilización similar a la de otra ocasiones: la policía estatal, a cargo de Omar Fayad Meneses, va a retener a unidades del transporte público, dejando a la población abandonada en los caminos; además de secuestra las unidades y llevaralas al corralón sin ningún arbumento. Ejemplo de esto ya hubo en la semana cuando la policía estatal montó un operativo para evitar que la población se manifestara en la capital del estado contra la alcaldesa Yolanda Tellería, lo que aumenta la posibilidad de que este la policía estatal tenga un plan represivo, en donde con perros amaestrados bloqueen la llegada de campesinos y colonos que participarán en la marcha.

Ante tal situación, al gobierno Omar Fayad Meneses, se le sumaría otra característica, pues ya no sólo será un gobierno que no cumple miente, o que retiene y secuestra 61 millones de pesos que la Cámara de Diputados; ahora, también se le catalogará como un gobierno represor y que coarta el derecho a la libre manifestación de la población hidalguense.

Por estas razones la dirigencia antorchista estatal y nacional hacen un llamado a la Comisión de Derechos Humanos del Estado y Nacional para que mande observadores y documente la represión que prepara el gobierno de Hidalgo contra población indefensa e inerme que sólo pide que sean atendidas sus demandas por parte del gobierno. Además el antorchismo nacional responsabiliza al Ejecutivo Estatal sobre la seguridad y vida de cada uno de los antorchistas que irán a la protesta de 40 mil personas.

El clímax no político…

En Hidalgo la inseguridad crece por ‘huachicoleo’ y bajos salarios y es que en el último año y medio el aumento en el robo de hidrocarburo, que incide en el alza delictiva, los bajos ingresos y falta de oportunidades de la población, ubican a Hidalgo en el rango de “Inseguridad limitada con Riesgos sociales” del Índice GLAC, y en el lugar 22 del ranking nacional. Por el momento, querido lector, es todo.