Las “buenas intenciones” del Plan Nacional de Paz y Seguridad

Las “buenas intenciones” del Plan Nacional de Paz y Seguridad

ESTÉNTOR POLÍTICO
Miguel Ángel Casique Olivos

En Los Pinos ya hay mucho movimiento y es, fundamentalmente, porque las mudanzas están a todo lo que dan, pues el presidente Enrique Peña Nieto va a estar hasta el 30 de noviembre; por lo que se sabe, ya a partir del próximo lunes 19 de noviembre la entrega de las oficinas comenzará. Así es que a partir del 1 ó 2 de diciembre la gente podrá visitar la casa presidencial como lo prometió el presidente electo Andrés Manuel López Obrador o acaso aquí también cambiará de opinión o ¿lo someterá a una consulta?, mejor sobre esto esperemos un poco.

Este miércoles 14 de noviembre se anunció la formación de la Guardia Nacional, una corporación que es parte de un paquete de ocho medidas para mejorar la seguridad que fueron presentadas; en parte del documento, -que este sí da la apariencia de que pasó por varias manos del gabinete y asesores-, dice que “decidimos apoyarnos en las Fuerzas Armadas y buscar la unidad”; también se incorpora y señala que se va a modificar la fracción XV del artículo 76 de la Constitución.

Junto con la llegada de Obrador el 1º de diciembre arrancará la primera fase de esta Guardia y será integrada por elementos de de la Policía Militar, Naval y Federal; una de su funciones está la de investigar, prevenir, retener y presentar a detenidos ante al Ministerios Público.

Ya aquí también vemos como el chimoltrufiazo se ha contagiado a otros integrantes del gabinete, al menos en Alfonso Durazo, que es el próximo titular de la SSP, que había prometido en enero el Ejército y la Marina serían retirados paulatinamente de las calles, ahora dice que siempre no y que este plan llevará paz a cada rincón del país y que dará nuevamente a la sociedad el derecho a vivir con seguridad.

El optimismo ayuda siempre, más cuando hay y existe un verdadero plan de trabajo pensado para atacar los problemas sociales, pero en este caso el Plan Nacional de Paz y Seguridad se ve como un gran listado de buenas intenciones; lo más concreto que se alcanza a ver es que para el 2021 se habrá creado la Guardia Nacional, pero en lo demás no hay medidas concretas para que la sociedad pueda esperar verdadera seguridad en sus colonias, municipios ciudades y estados.

Por ejemplo, cuando se habla de que se van a proponer leyes para terminar con las confrontaciones armadas suena absurdo y una buena intención; algo así como pedirle a los cárteles y al narcotráfico, que por favor dejen de confronta a las Fuerzas Armadas, sólo que se pretende hacer con una Ley; ¿es en serio? Con una ley se evitará la confrontación?

También vuelve a resurgir el famoso tema de la amnistía a delincuentes, siempre y cuando la víctima perdone a sus agresor; aquí qué tanto alcance va a tener, parece que va desde el que roba un celular hasta el que roba a gran escala; pero la medida está hecha así, sólo para tener buenas intenciones y no se especifica qué delitos van a estar dentro de esa propuesta.

Los mexicanos, todos sin excepción, quieren tranquilidad, seguridad y justicia, quieren verdadera paz donde no estén todos los días pensando en qué momento serán asaltados o hasta asesinados. También en este tema de la seguridad López Obrador prometió en campaña cambios rápidos, la realidad lo va obligar a que se requiere más tiempo y más esfuerzo coordinado en el que tenga forzosamente que participar la ciudadanía. Los mexicanos seguiremos viendo y vivienda delincuencia en las calles, asaltos y robos por todos lados; los resultados del Plan de Seguridad y Pacificación, si va más allá de las buenas intenciones, se verán mucho más tarde de lo que prometió el hoy electo Andrés Manuel Lopez Obrador.

El clímax no político…

Y en Michoacán, uno de los estados donde mayor inseguridad existe, también hay cosas buenas, pues ayer se aprobó un fideicomiso para el rescate del Lago de Pátzcuaro, la propuesta fue hecho por el diputado local Omar Carreón Abud, acompañado de pobladores de Pátzcuaro y la ribera del lago. Carreón Abud presentó ante el Congreso del Estado varias propuestas urgentes para salvar y preservar el lago, las propuestas fueron aprobadas por unanimidad por los legisladores que integran la LXXIV Legislatura; y es que en esa zona del lago viven más de 200 mil personas que dependen del turismo, la pesca, la agricultura y la ganadería, pero, dijo, se vive cada día con más dificultades.

Tras señalar que el deterioro de lago es producto de la actividad humana realizada en un modo de producción que privilegia el individualismo, además de la carencia de sistemas sanitarios modernos y eficaces, que impidan descargar las aguas negras en el lago, son parte del problema, pero que todo esto, agregó, puede ser controlado por una sociedad más equitativa, racional y preocupada en serio por la conservación del planeta.

Desde hace hace casi un año, un grupo social encabezado por el Movimiento Antorchista, y el cual esta conforma también por empresarios, académicos de la Universidad Michoacana y varias fundaciones y habitantes de la ribera, se ha reunido y organizado con el fin de gestionar ante las autoridades para que intervengan a través de un proyecto integral de rescate, su financiamiento y ejecución.

El acuerdo presentado por el diputado que incluye un fideicomiso público instruido por el Gobernador del Estado, Silvano Aureoles Conejo, así como del titular de la Secretaría de Finanzas y Administración del Gobierno de Estado, que tenga como fin coadyuvar a la autoridad en el diseño, la elaboración y ejecución de un plan integral para la vida de lago de Pátzcuaro; esto con el apoyo de las autoridades municipales de Pátzcuaro, la comisión estatal de aguas y gestión de cuencas (CEAC) y a la Comisión Nacional de Agua (CONAGUA).El acuerdo fue aprobado por medio de la votación unánimemente a favor de los legisladores presentes. Por el momento, querido lector, es todo .