Un vuelo de grandeza

Un vuelo de grandeza

PITIDO DEPORTIVO

Por: Armando Archundia Telléz

El pasado domingo 16 de diciembre del 2018 el club América marcó un hecho sin precedentes al coronarse campeón en tres diferentes categorías: femenil, sub17 y liga máxima. Esto habla de la gran infraestructura que tiene esta institución deportiva. El camino no fue fácil para las Águilas. Repasemos lo que hizo cada equipo para lograr sus objetivos.

El equipo sub 17 se clasificó en la cuarta posición con 39 puntos en el torneo regular, por lo que en cuartos de final debió enfrentarse al equipo juvenil de un club rival de gran jerarquía: Pumas. En el partido de ida las Águilas se impusieron 2-1 y en el de vuelta quedaron con marcador 0- 0, con lo que catapultaron su pase a la siguiente ronda. En semifinales jugaron contra su mayor rival, que es Chivas Rayadas del Guadalajara; en la ida se impusieron por 1-0 y en la vuelta perdieron 2-1, pero gracias al gol de visitante se instalaron en la final. En ésta se enfrentaron a los Tigres de la Universidad Autónoma de Nueva León (UNAL), a los que en el juego de ida derrotaron 1-0 y en el de vuelta 2- 0 en su estadio, para adjudicarse así el campeonato de dicho certamen.

El equipo femenil del América en el torneo regular quedó en la tercera posición de la tabla general con 35 puntos y en cuartos de final enfrentó al club Toluca al que eliminó, de igual manera como lo hizo el equipo mayor de las Águilas; en el partido de ida quedaron 2-2 y en el de vuelta 3-1, logrando su pase a semifinales. En esta instancia se enfrentaron a las Tuzas del Pachuca, con quienes empataron 0-0 en el primer partido para luego derrotarlas 1-0 en su casa y así llegar a su primer final.

Se encontraron entonces frente al equipo que lideró el torneo, que fue el de las Tigresas de la UANL, con las que primero igualaron 2-2 y en el juego de vuelta volvieron a empatar, pero ahora 1-1, lo que obligó a ambas a irse a tanda de penales, donde la portera seleccionada nacional y capitana del equipo, Cecilia Santiago, fue figura al atajar un penal que dio a las Águilas su primer título femenil en la historia.

El equipo mayor de América, dirigidos por Miguel El Piojo Herrera, consiguió el título número 13 para esta institución, con la que se coloca como la máxima ganadora de la Liga MX. El camino no fue fácil después de lograr su clasificación, en la que sin embargo quedó en la segunda posición con 33 puntos. En cuartos de final las Águilas se enfrentaron al club Toluca, con el que empataron a dos goles en el de ida y en la vuelta ganaron 3-2 en un partido que no resultó vistoso. Pero eso les alcanzó para colocarse en semifinales, en cuyos juegos lograron mostrar su mejor estilo de futbol. En el partido de ida empataron a un gol con los Pumas en el Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria, pero en el de vuelta en el Estadio Azteca ganaron con una goleada histórica de 6-1.

Ya instalados en la final, se enfrentaron al Cruz Azul en un juego en el que además de confrontar al uno contra el dos en la tabla de posiciones, había muchos recuerdos entre los aficionados por aquella final del 2013 en la que Moisés Muñoz fue el “portero del milagro”. En el partido de ida el marcador fue 0-0 y en el de vuelta dos goles del joven sub 21 Edson Álvarez dieron al América el título para colocarse como el máximo ganador de la Liga MX.