Competencia-convivencia, una forma más de vivir el deporte

Competencia-convivencia, una forma más de vivir el deporte

El XXII Desafío Las Estacas, culminó y le dejó a cada uno de los participantes una experiencia de vida muy interesante, puesto que, 670 nadadores, junto con sus familias, demostraron que el deporte, puede convertirse en “nuevo hábito de vida entre competidores y acompañantes”.

“El deportista de alto rendimiento, requiere, obligatoriamente, una familia que le respalde, que comprenda y aprenda a vivir un nuevo estilo de vida, pero sobre todo, viva la pasión de la natación, con intensidad”.

Teniendo claro lo anterior, el profesor Nelson Vargas, creó desde hace 22 años, una competencia que conjugará todo esto en el mismo lugar, que reuniera estos conceptos de existencia y enseñanza, además, que la madre naturaleza es un tesoro precioso de conservación, cuidado y goce.

Ese objetivo principal, se ha venido cumpliendo año a año y en esta oportunidad, como en las anteriores, se contó con el apoyo irrestrictito de deportistas y familias que se congregaron en este espectacular escenario natural como son Las Estacas.

Para concluir, los ganadores, demostraron una vez más, que el deporte es la clave del ser, con esfuerzo, disciplina y entrega.

Así las cosas, los resultados oficiales fueron los siguientes, primer lugar, en la rama Varonil, Milton Basilio Palacios, de ANV Centro de Entrenamiento, dentro de la categoría 17-18 años, quien detuvo el crono en: 00:13:32:8.

En femenil, Mariana Sánchez Badillo, de ANV Del Valle, con registro, de: 00:13:59:6, ocupó el centro del podio y obtuvo a su vez la presea dorada del XXII Desafío las Estacas.