Linfedema puede presentarse como efecto secundario del cáncer de mama. ¡Prevenlo!

Linfedema puede presentarse como efecto secundario del cáncer de mama. ¡Prevenlo!

lymphatic system of female front with skeleton

Los sistemas circulatorios y cardiovasculares tienen un alto impacto en nuestras vidas ya que son vitales para gozar de buena salud. En particular, el sistema linfático es el responsable de servir de intermediario para que la linfa, líquido que proporciona los cambios nutritivos entre la sangre y los tejidos, circule de manera adecuada. El linfedema ocurre cuando hay acumulación anormal de líquido en el tejido blando debido a una obstrucción.

El linfedema es un trastorno crónico y progresivo por lo que es fundamental su prevención y tratamiento precoz para mantenerlo controlado.

Algunos tratamientos contra el cáncer ocasionan complicaciones en los ganglios linfáticos. En su mayoría, las principales afectadas son mujeres con procedimientos quirúrgicos que enfrentan por cáncer de mama. De acuerdo con la Asociación Española contra el Cáncer de Mama (AECC) las pacientes con cáncer de mama, tienen un 10% de probabilidades de desarrollar linfedema. Si además de la cirugía, se recibe radioterapia en la axila, el riesgo se incrementa del 20% hasta el 25% ya que los ganglios linfáticos que han quedado tras la intervención se alteran aún más con la radiación.

Según la institución, se estima que una de cada cuatro mujeres con cáncer de mama desarrollará esta complicación y aunque el tiempo de aparición varía entre semanas y años, lo más frecuente es que el 75% de los casos aparezcan durante el primer año tras la cirugía.

Es vital desarrollar nuevas formas y hábitos cotidianos que mejoren su calidad de vida e integridad. “En Top Care Store, nos enfocamos en ofrecer a las mujeres un acompañamiento adecuado antes, durante y después de la experiencia de cáncer, ponemos a su alcance productos que favorecen la reconstrucción hacia una vida plena”, enfatiza Gabriela González, fundadora y directora de Top Care Store.

¿Cuáles son los factores que influyen?

Mastectomía, cirugía para extirpar uno o ambos senos, Radioterapia, Infección postoperatoria, Extirpación de los ganglios linfáticos, Obesidad, Falta de movilidad y Vida sedentaria.