Ofrecen actividades artísticas de Alas y Raíces en el marco del Programa Cultura Comunitaria

Ofrecen actividades artísticas de Alas y Raíces en el marco del Programa Cultura Comunitaria
  • Talleres creativos, espectáculos multidisciplinarios y narraciones orales conforman la oferta cultural para niñas, niños y adolescentes como parte del eje de acción Semilleros creativos

Con el objetivo de construir un camino más equitativo hacia el ejercicio pleno de los derechos culturales para todas y todos con la participación activa de los integrantes de la sociedad civil como agentes culturales y no sólo como audiencias, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través de la Dirección General de Vinculación Cultural, ha puesto en marcha el Programa Cultura Comunitaria.

Uno de los cuatro ejes de acción de este programa nacional es Semilleros creativos, cuyo objetivo es la formación artística comunitaria con infancias y juventudes a partir de la identificación y organización de grupos permanentes de creación colectiva y participación con niñas, niños y adolescentes que les permitan construir diálogos creativos y relaciones solidarias en sus entornos sociales y comunitarios.

En el marco de la presentación del programa y como parte de este eje de acción, la Coordinación Nacional de Desarrollo Cultural Infantil-Alas y Raíces realizó una muestra de sus actividades artísticas y culturales en la Unidad Deportiva Cuauhtotoatla, en el municipio de San Pablo del Monte, Tlaxcala.

Será a partir de los primeros días de marzo cuando inicien las acciones de los Semilleros creativos en 720 municipios en el país en los que se promoverá que niñas, niños y adolescentes se conviertan en agentes culturales a través del desarrollo de su imaginación y su libertad creativa en espacios de encuentro y respeto.

A partir de cuatro ejes de acción: Misiones por la diversidad cultural, Territorios de paz, Semilleros creativos y Comunidades creativas y transformación social, el Programa Cultura Comunitaria busca impulsar la construcción de una cultura de paz y convivencia armónica entre personas, grupos y comunidades en contextos de violencias y condiciones de vulnerabilidad social. Lo anterior, a través de la colaboración, el diálogo, el intercambio y la socialización de la tradición y la innovación de las prácticas culturales y de las distintas manifestaciones artísticas en el país.