Docentes de Iberorquestas Juveniles analizan la pedagogía musical de Costa Rica, España, El Salvador, México y Panamá

Docentes de Iberorquestas Juveniles analizan la pedagogía musical de Costa Rica, España, El Salvador, México y Panamá
  • Se trata del intercambio de profesores, proyecto de retroalimentación de cooperación multilateral que se realizó en San José, Costa Rica, del 1 al 7 de julio
  • México fue representado por Natalia Morelos, coordinadora académica de los Semilleros creativos del Sistema Nacional de Fomento Musical

Con el objetivo de enriquecer la labor de los docentes que forman parte del Programa Iberorquestas Juveniles,maestros de música de los sistemas de orquestas infantiles y juveniles de Costa Rica, España, El Salvador, México y Panamá se  dieron cita en San José, Costa Rica, para intercambiar del 1 al 7 de julio, experiencias, analizar y enriquecer la pedagogía que implementan en cada uno de sus países durante el campamento de estudio de la Orquesta Carmen Lyra de Costa Rica (agrupación de selección nacional infantil de dicho país centroamericano).

Durante esta semana los profesores de los países antes mencionados trabajaron de manera activa con los 70 miembros de la orquesta de Costa Rica a través de clases maestras, ensayos seccionales y generales, así como actividades recreativas, con el objetivo de conocer los métodos de enseñanza que cada uno lleva a cabo dentro de su sistema de orquestas.

La representante de México fue Natalia Morelos, coordinadora académica de los Semilleros creativos del Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM), dependencia de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, quien informó que este proyecto de movilidad docente ha permitido conocer de manera más cercana el contexto metodológico y las directrices que siguen cada uno de los países.

Sin embargo, la también oboísta y pedagoga señaló que las actividades integrativas (talleres lúdicos que incentivan el liderazgo dentro y fuera de los quehaceres musicales; sesiones con cuenta cuentos y charlas de orientación vocaciones, entre otros) que el SINEM lleva a cabo dentro de este campamento algo parecido al de la Orquesta Sinfónica Infantil de México (OSIM), son muy interesantes para aplicar en los Semilleros creativos que coordina el SNFM.

La creación por comisión de obras originales de autores costarricenses es otra de las directrices que Natalia Morelos considera digna de replicar o replantear en México.

Asimismo, dijo que “este intercambio de experiencias permitirá que se replantee el perfil de los docentes que estén al frente de nuestras 100 orquestas, bandas, ensambles y coros comunitarios, pues justo en los ensayos seccionales y generales se han expuesto los diversos caminos que utilizan los maestros de España, Costa Rica, El Salvador y Panamá para resolver los retos que impone la dinámica musical dentro de una orquesta infantil y juvenil”.

Las directrices artísticas y pedagógicas de proyectos mexicanos como la OSIM han sido elogiadas, en principio, por el número de niños con los que se trabaja. La Orquesta Carmen Lyra de Costa Rica reúne a 70 niños de las agrupaciones pertenecientes al SINEM, mientras que en México se reúne a más de 100 niños, niñas y adolescentes de diversas escuelas y enfoques de enseñanza musical, concluyó.

Este proyecto de movilidad docente tendrá una segunda etapa del 8 al 14 de julio, en la que México participará con el contrabajista Óscar Argumedo, coordinador general del Sistema Bajío de Agrupaciones Musicales Comunitarias, integrado por dos orquestas y cuatro coros, es decir, por seis de los 100 Semilleros creativos coordinados por el Sistema Nacional de Fomento Musical, en el marco del programa Cultura Comunitaria.

Vale la pena recordar que el programa Cultura Comunitaria, a través de los Semilleros Creativos, conforma grupos permanentes de creación colectiva en diversas disciplinas y que se enfocan en particular a niñas, niños y jóvenes. Trabaja por un modelo integral de trabajo que garantice el ejercicio del derecho a la cultura, dando prioridad a las poblaciones que se encuentran en condiciones y contextos vulnerables, como es el plan de trabajo de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México.