OSC y grupos de pacientes se pronuncian por nuevo sistema de salud que sea incluyente, dé acceso y atención de calidad

OSC y grupos de pacientes se pronuncian por nuevo sistema de salud que sea incluyente, dé acceso y atención de calidad

Más de 55 organizaciones de la sociedad civil y grupos de pacientes, entre los que se encuentran el movimiento Juntos Contra el Cáncer, organizaciones miembro de la  Red de Acceso y otras,  suman sus voces para exponer propuestas e inquietudes frente a la iniciativa de crear el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (INSABI), que tiene el objetivo de implementar el modelo de atención y acceso gratuito a servicios de salud para personas sin seguridad social, como respuesta de la actual administración pública a las limitaciones del Seguro Popular.
En el marco del debate y Parlamento Abierto convocado por la Cámara de Diputados para discutir la iniciativa para la transición del Seguro Popular al nuevo Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), la sociedad civil expresa coincidir plenamente con el espíritu de ofrecer atención médica de calidad y acceso a medicamentos gratuitos para todos los mexicanos.
Sin embargo, considerando la amplia experiencia que estas organizaciones tienen en impulsar el derecho a la salud, y conociendo tanto las limitantes como los beneficios otorgados por el Seguro Popular, es que, para este nuevo modelo, a través de una carta entregada a los legisladores exigen un INSABI incluyente, centrado en la persona, que contemple:
• Todos los padecimientos
• Todos los tratamientos de calidad que necesitemos
• Todas las edades
• Todas las personas
La demanda incluye que se asegure el seguimiento y cobertura completa de los padecimientos hoy incluidos y personas que se encuentren en su esquema de tratamiento con el actual Seguro Popular, de tal forma que no se afecte o interrumpa en ninguna medida la atención de su salud.
A estas peticiones se agrega la necesidad de generar un diálogo sólido e informado con las organizaciones de la sociedad civil para solucionar este y otros temas del diseño institucional para el nuevo INSABI. Entre estos se encuentran la necesidad de generar acceso y cobertura sin límites de edad u otros criterios que precarizan la salud, pero también, generar una propuesta sostenible de financiamiento en el largo plazo para todo el Sistema Nacional de Salud.
La sociedad civil está convencida que, para acabar con las desigualdades sociales, es necesario trabajar en la planeación sostenible de las finanzas públicas en salud que contemple un plan de aumento progresivo de los recursos disponibles hasta cumplir con el objetivo de atención con calidad y oportuna, de acuerdo con la realidad demográfica y epidemiológica del país.