Memoria de milagros, epílogo de un caso exitoso contra el tráfico ilícito de bienes culturales

Memoria de milagros, epílogo de un caso exitoso contra el tráfico ilícito de bienes culturales
  • Con la exposición de los 594 exvotos en el Museo Nacional de las Culturas del Mundo, queda sellada la cooperación entre dos “superpotencias culturales”, Italia y México
  • Organizada por la Secretaría de Cultura, a través del INAH, destaca los valores de los pequeños retablos mexicanos y crea conciencia sobre la protección del patrimonio

Materialización de gratitud por la intervención divina, 594 retablos populares, los cuales fueron sustraídos de esos “cobijos de la fe” llamados santuarios, retornaron a nuestro país hace menos de seis meses procedentes de Roma. El gesto de cooperación entre los gobiernos de Italia y de México merecía organizar una exposición que reivindicara este legado de todos, de ahí la muestra Memoria de milagros. Exvotos mexicanos. Patrimonio recuperado.

En la inauguración, celebrada en el Museo Nacional de las Culturas del Mundo, a la cual asistió la doctora Beatriz Gutiérrez Müller, Presidenta del Consejo Honorario de la Coordinación de Memoria Histórica y Cultural de México, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, selló con un peculiar gesto de agradecimiento esta alianza en el combate al tráfico ilícito de bienes culturales.

Frausto hizo entrega de un “milagrito” que servirá para recordar la recuperación de estas “594 historias de nuestro pueblo”, al general Claudio Vincelli, comandante de la División de Unidades Especializadas de los Carabinieri, y al ministro Simone Landini, representante de la Embajada de Italia en México.

Algunas de las rencillas familiares o entre vecinos, consignados en diversas piezas, se enmarcan en la violencia colectiva desatada por las luchas entre insurgentes y realistas, conservadores y liberales, entre fuerzas nacionales y extranjeras, a lo largo del siglo XIX. La Revolución Mexicana también quedó referida en un retablito donde una madre agradece que la leva carrancista no se hubiera llevado a su hijo.

Gran parte de los exvotos aluden a enfermedades graves, incluso al trance de muerte y que, no hallando remedio en lo umano (sic), clamaron la intervención divina. También dan cuenta de desastres naturales: inundaciones, tormentas, incendios y temblores, frente a los cuales, a tantas lágrimas y súplicas, salieron bien librados; aunque tampoco falta el hecho sobrenatural, como la aparición de un ángel.

Memoria de milagros, exvotos mexicanos. Patrimonio recuperado se complementa con la exhibición de un Cristo de pasta de caña, del siglo XVIII, perteneciente al Museo de Artes e Industrias Populares de Pátzcuaro; además de videos sobre la recuperación y conservación de este conjunto de retablos populares; y un exvoto elaborado exprofeso para agradecer la restitución de estos bienes culturales.