‘Los gordos son como los muertos, una carga para el Estado y sus familias’

‘Los gordos son como los muertos, una carga para el Estado y sus familias’

EL CAIRO, Egipto.- La presentadora Riham Said dejará de aparecer en su programa, «Sabaya» («Chicas»), que emite la cadena egipcia Al-Haya TV, tras unas contundentes declaraciones sobre las personas obesas. El espacio televisivo, que lleva nueve años en la parrilla, trataba el incremento de la obesidad entre la población egipcia, noticia que Said no dudó en aderezar con unos duros y despectivos comentarios hacia las personas con sobrepeso:
«Los gordos son como los muertos. Son una carga para sus familias y el Estado. Son desagradables a la vista». La presentadora, además, afirmó que la obesidad hace perder la feminidad a las mujeres: «Una no luce bien cuando lleva una túnica y no puede caminar. Pierde parte de su feminidad», dijo ante las cámaras.
Poco después de las contundentes declaraciones, el Consejo Nacional de Mujeres de Egipto no dudó en presentar una queja contra Said por lo que considera una clara humillación hacia las personas obesas. A las protestas del organismo, que pidió a la cadena tomar medidas legales contra Said, se unieron las enérgicas quejas de miles de espectadores que, a través de sus redes sociales, solicitaron el despido de la polémica presentadora.
Tras las críticas, Said no dudó en utilizar su cuenta de instagram para defenderse. En su alegato, la presentadora afirmó que la obesidad es una «maldición» y no dudó en hablar de sí misma cuando, a los 29 años, no estaba conforme con su peso:
Este no ha sido, sin embargo, el único escándalo protagonizado por Riham Said en los últimos años. En febrero de 2018, la presentadora fue condenada a prisión por incitar al secuestro de niños y su venta a través de un programa de televisión en el canal privado Al Nahar. Tres años antes, en 2015, Said fue investigada por utilizar imágenes privadas de una víctima de acoso sexual para su programa de televisión. Lo incomprensible del asunto es que Said, que incluso ha sido acusada de inventar informaciones para sus programas, haya permanecido tantos años en televisión.
Por el momento Al- Hayat, donde la actriz era una de las grandes estrellas, ha suspendido el programa de Said de manera indefinida. Ella, por contra, ha denunciado la existencia de una campaña de desprestigio contra su figura y afirma dejar de motu propio los medios: «He decidido dejar de trabajar en los medios de comunicación, tomarme un descanso y cuidar de mis hijos», dice a través de sus redes sociales. La realidad, no en vano, es que tras la sentencia de las autoridades egipcias Said no podrá aparecer en televisión durante un año.