Mayo Clinic pionera en reducir carga de células senescentes con fármacos senolíticos

Mayo Clinic pionera en reducir carga de células senescentes con fármacos senolíticos

Las células senescentes son células que funcionan mal y se acumulan con la edad en los órganos afectados por enfermedades crónicas. Estas células pueden quedarse en el cuerpo y contribuir a varias enfermedades, así como a las características del envejecimiento que van desde cardiopatía a fragilidad, demencia, osteoporosis, diabetes y enfermedades de los riñones, hígado y pulmones.

En un pequeño ensayo clínico sobre seguridad y factibilidad, investigadores de Mayo Clinic demostraron por primera vez que es posible eliminar del cuerpo a las células senescentes con los fármacos llamados “senolíticos”. El resultado se verificó no solamente con análisis de sangre, sino también con el cambio en la abundancia de células senescentes en la piel y el tejido graso. Los resultados se publican en la revista EBioMedicine.

El ensayo involucró a participantes con enfermedad renal por diabetes. Es el segundo estudio clínico sobre senolíticos que Mayo Clinic publicará, pero es el primer ensayo en mostrar que los fármacos senolíticos, descubiertos por investigadores de la institución, extraen las células senescentes –relacionadas con el envejecimiento– en los humanos, igual a lo ocurrido en numerosos estudios realizados en animales.

“Las células senescentes pueden desarrollarse en todos los mamíferos como respuesta a enfermedades, lesiones o mutaciones cancerosas. Los fármacos senolíticos no interfieren con la generación de las células senescentes porque eso puede conducir a un cáncer; pero una vez formadas, las células senescentes bien pueden contribuir a un cáncer en desarrollo, a varias otras enfermedades y a las consecuencias del envejecimiento”, señala el  Dr. James Kirkland, autor experto del trabajo y director del Centro para el Envejecimiento Robert y Arlene Kogod.

“Apuntar los senolíticos contra las células senescentes en los ratones permite retrasar, evitar o tratar varias enfermedades y mejora tanto la salud como la autonomía durante el resto de los años de vida. A medida que entendemos mejor estos fármacos y sus efectos, esperamos encontrar ventajas para una gama de enfermedades y trastornos humanos”, explica el Dr. Kirkland.

Los nueve participantes del ensayo clínico recibieron a lo largo de tres días una dosis combinada de dasatinib y quercetina. Aunque el cuerpo despejó los fármacos en un par de días, los efectos sobre la reducción de las células senescentes fueron evidentes durante al menos 11 días. Los investigadores dicen que eso demuestra que la combinación de los fármacos senolíticos disminuyó considerablemente la carga de células senescentes en los humanos. Las células senescentes son características de la insuficiencia renal en etapa terminal, así como de la enfermedad renal por diabetes. Con la extracción de las células en los ratones, los investigadores ya habían descubierto que los senolíticos aliviaban la resistencia a la insulina, la disfunción celular y otros procesos causantes del avance de las enfermedades y de complicaciones.

Aunque es necesario investigar más acerca del impacto de los senolíticos sobre las enfermedades y los trastornos de la vejez, los investigadores dicen que los resultados de la dosificación ocasional disminuyen el riesgo de tener que administrar continuamente los fármacos.

“Este ensayo clínico a escala pequeña es un paso importante en pos de la transformación de las terapias senolíticas. Demostrar que es posible reducir la cantidad de células senescentes en dos tejidos humanos constituye un avance importante, fundamentado en la evidencia convincente aportada por los estudios en ratones de laboratorio”, anota el Dr. Ronald Kohanski, director adjunto de la División de Biología del Envejecimiento del Instituto Nacional del Envejecimiento.

Otras primeras autoras del documento son la Dra. LaTonya Hickson y la Dra. Larissa Langhi Prata de Mayo Clinic. El financiamiento provino de varios subsidios incluido el otorgado por el Centro para Actividades de las Ciencias Traslacionales de Mayo Clinic.