Ford abandona Celaya tras balacera por negarse a pagar extorsión

Ford abandona Celaya tras balacera por negarse a pagar extorsión

CELAYA, Guanajuato.- Comercios, restaurantes, agencias de autos y hasta las tortillerías sufren el acoso del crimen organizado en Celaya.
La agencia automotriz de Ford en Celaya, la más importante de la región, decidió cerrar sus puertas luego del ataque armado que sufrió hace unos días por negarse a pagar extorsiones al crimen organizado.

El cierre de la Ford Montes dejó sin empleo a 85 personas.

En agosto pasado Celaya se quedó sin tortillerías, las cuales decidieron cerrar en protesta por las extorsiones de las que eran objeto por parte de las organizaciones criminales.

El municipio gobernado por la alcaldesa panista, Elvira Paniagua Rodríguez, vive una crisis de inseguridad por robos y homicidios.

Hace unos días también se reportó que un comando asaltó la agencia de Toyota de Celaya, y otro grupo criminal asaltó la agencia de motocicletas Suzuki.