Rosario Ibarra, la primera mujer que buscó la presidencia en México

Rosario Ibarra, la primera mujer que buscó la presidencia en México

El próximo 23 de octubre, el Senado de la República otorgará la Medalla Belisario Domínguez a Rosario Ibarra de Piedra, la primera candidata mujer a la presidencia de México.
Su vida política inició en 1975, luego de que su hijo Jesús Piedra Ibarra fue secuestrado durante la llamada guerra sucia, en los gobiernos de Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría.

En 1977 fundó el Comité pro Defensa de Presos, Perseguidos, Desaparecidos y Exiliados Políticos, en un intentó más por encontrar a su hijo.

Esta organización fue integrada por padres y familiares de desaparecidos por el Estado en la guerra sucia; también fue llamada ¡Eureka!.

Gracias a la creación de este Comité, hasta el día de hoy se han logrado hallar a 148 personas con vida, aunque son 557 personas las que tienen registradas como desaparecidas desde 1969.

Durante el gobierno de José López Portillo se creó el Frente Nacional Contra la Represión (FNCR), integrada por 54 organizaciones, que logró que algunos desparecidos obtuvieron su libertad.
En 1892, fue la primera vez que consiguió la candidatura para competir por la presidencia de México, elecciones donde compitió con el Partido Revolucionario de los Trabajadores.
Luego de la jornada electoral, donde salió vencedor Miguel de la Madrid, se convirtió en diputada de este partido, y en 1988 obtuvo el registro como candidata y se lanzó una vez más a la presidencia.
En aquella elección, el priista Carlos Salinas de Gortari fue nombrado titular del ejecutivo, sin embargo, Rosario Ibarra, Cuauhtémoc Cárdenas y Manuel Clouthier denunciaran fraude electoral.