En 2020, resolución a reformas de 4T y ‘Ley Bonilla’, adelanta SCJN

En 2020, resolución a reformas de 4T y ‘Ley Bonilla’, adelanta SCJN

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, aseguró que en este año el máximo órgano de justicia del país “tendrá que resolver asuntos de la mayor relevancia para la vida de las personas y la democracia de nuestro país”, impulsados por la actual administración federal.
Explicó que serán los argumentos que den cada uno de los ministros para defender sus votos, los que determinen la legitimidad de las resoluciones.

“Todas las opiniones en un tribunal podrán ser opinables y discutibles, podrán no gustar a todos, pero sostendrán la legitimidad de que estamos cumpliendo nuestra obligación de respetar la Constitución (…) Nuestra independencia está asegurada, lo mismo que nuestra autonomía”, dijo al inaugurar la sesión solemne de apertura del Primer Periodo de Sesiones del año 2020.

Durante un breve mensaje de apertura, Zaldívar dio a conocer que entre los asuntos que retomará la SCJN en este periodo se encuentran acciones de inconstitucionalidad sobre objeción de conciencia e igualdad de género en indulto a padres y madres privados de la libertad.

Además, lo que corresponde a la llamada “Ley Bonilla”, que aumenta el periodo de gubernatura de Jaime Bonilla Valdez, de dos a cinco años en el estado de Baja California.

También sobre gestación subrogada, respecto al impedimento a personas con discapacidad mental para casarse, diversas acciones de inconstitucionalidad relativas al aborto, así como relativas a la salud sexual y distribución de anticonceptivos en Veracruz, entre otros.
En este sentido, el también Presidente del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) aseguró que la Corte está en una tercera etapa en la que se trata de fortalecer la legitimidad, generar cercanía con la gente, corregir prácticas que se han desviado a lo largo del tiempo y generar medidas para fortalecer y consolidar la función como tribunal constitucional.
“Entre ellas se encuentra el cambio de política para la admisión del amparo directo en revisión, considerándolo como es un recurso excepcional y estableciendo que las controversias constitucionales son para la defensa directa de la Constitución”, expresó.