Plantación de aguacate está arrasando los bosques de Michoacán

Plantación de aguacate está arrasando los bosques de Michoacán

MORELIA, Michoacán.- La deforestación es uno de los principales impactos ambientales que generó la expansión del negocio aguacatero, ya que contribuyó para que, en los últimos 30 años, se perdiera la mitad de los bosques de Michoacán.
El presidente estatal de la Cámara Nacional de la Industria Maderera, Roberto Molina Garduño señaló que hace tres décadas existían al menos tres millones de hectáreas en la entidad, en la actualidad solo quedan un millón 182 mil hectáreas de superficie de bosque.

De acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) en Michoacán hay 167 mil 745 hectáreas sembradas de aguacate, el 12 por ciento de lo que antes eran bosques.

Por su parte la Secretaría del Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet) estima que al año se deforestan y registran cambio de uso de suelo entre 60 mil y 80 mil hectáreas de bosque en el estado.

La ley en Michoacán no permite el cambio de uso de suelo de forestal a agrícola, por lo que la mayoría de las huertas de aguacate son ilegales. Los pobladores talan grandes extensiones de bosque y lo queman para después poder sembrar las plantas.

Estas huertas clandestinas se expanden principalmente en zonas boscosas y reservas naturales, como la biosfera de la mariposa monarca. El gobierno federal detectó que en la temporada 2017-2018 el cambio de usos de suelo en dicha región incrementó 42 por ciento.
En marzo de este año, el gobernador Silvano Aureoles Conejo reconoció que de las cerca 200 mil hectáreas de aguacate que existen en Michoacán, el 50 por ciento son ilegales.
Tan solo en Morelia, el Ayuntamiento tiene detectadas 168 huertas ilegales que abarcan mil 400 hectáreas.