Columna Autopista

Columna Autopista

Autopista

Por Javier Carmona Solís

CORRÍA el año de 1988, cuando en Europa cobraba fuerza la Fórmula Tres Internacional y en México  no había nada parecido, porque la Copa Marlboro había sido la serie más importante del país, pero su utilizaban monoplazas fabricados en México, la mayoría por CDD-Líder, una empresa formada en Monterrey por el añorado Fiiberto Jiménez Orozco y los ENCO, que con sede en esta capital, eran fabricados por el  no menos recordado Enrique Contreras.

Cabe mencionar que esas unidades, triunfaban con frecuencia, lo mismo Giberto A. Jiménez, que Enrique Contreras júnior, Tiberio Jiménez o Adrián Fernández, aunque militaban en la misma otros muchos pilotos, como Carlos y  Fernando Guerrero, Tomás y Aurelio López, Fernado Plata, Jimmy Morales, Alfonso  Toledan y varios más.

Y fue don José Abed Rouanett, quien a la construcción del autódromo Miguel E. Abed de Amozoc, Puebla, decidió   traer, lo mismo que aquellas justas del campeonato mundial de Prototipos, a la  F-3 Interacional, que fue un cañonazo, porque desde sus primeras justas dieron un espectáculo sensacioal.

Adrián Fernández fue uno de los primeros en ingresar a la misma, para tener unos duelos espectaculares con Giovanni Aloi, quien fue candidato a correr en F-1 y con extranjeros de mucha calidad, como Derek Higgins o Rod McLeod.

De ahí, en 1991, tras ganar el campeonato de la F-3 Internacional, Adrián Fernández saltó a la Fórmula Indy, en donde llegó a ser ganador  de carreras y subcampeón, tras el brasileño Gil de Ferrán y Aloi, en aquél frustrado proyecto de Glas, una escudería mexicana que iba a estar en la Fórmula Uno, estaba destinado a conducir el monoplaza, pero situaciones increíblemente negativas, acabaron con el proyecto, cundo ya parecía un hecho.

Mientras en México, se trataba de proyectar a una nueva era de la Copa Marlboro, cuando Michel Jourdain Decler adquirió los monoplazas eurpeos Fórmula 3,000 (en los que llegó a correr el tapatío Fernando Plata), para darle continuidad a su serie. Pero cometió el error de cambiar componentes de esas unidades especialmente el motor y aquello no pegó, por lo que la categoría no hizo huesos viejos.

Al mismo tiempo se creaba la Super Fórmula Montana, en la que Fili Jiménez fue precursor, con Rodlfo y Gerardo «Plátano» Martínez, uniéndose a Alberto Botello, de la empresa Interticke, para dar vida a una serie que brilló, increíblemente «opacando»  a lo que este reportero dio en llamar la F-Ch, que no era otra que la Copa Marlboro, que ya  no continuó por mucho tiempo

Fue la época de los monoplazas en México. Lamentablemente la F-3 Internacional se terminó tres años después, por múltiples razones y la F-Ch y la Super Fórmula Montana, vieron su fin tras el retiro de Marlboro y Montaña de las carreras, debido a la legislación que prohibía que su publicidad se unieran a deportes y aunque se formó por ahí la F-3 Mexicana, creada primero como regional en Occidente por Tomás López Rocha y tomada después como nacional por el «Negro» Alfonso Toledano, se acabó por malas decisiones.

Hubo otra serie internaciona, la Pan Am, que no eran otra cosa que los monoplazas de una temporada antes de la Serie Indy Lights, adquiridos por Filiberto Jiménez. Era muy buena, pero Fili cometió el error de tener las 20 unidades y alquilarlas por carrera, pero haciéndose cargo él de todos los aspectos técnicos. Lástima.

Ahora una vez más, los que dominan en México son los autos tipo producción en serie y se han acabado los monoplazas. Lástima, porque como se añora esa F-3 Internacional, que formó pilotos de calidad para el extranjero.

CAMBIANDO VELOCIDAD

Y amigos este espacio que tradicionalmente debe estar publicado en domingo, se atrasó en esta ocasión, primero porque mi Internet falló  me atrasó dos días y segundo, porque siendo este día cuando recordamos la llegada a este mundo de Jesucristo, nuestro señor Dios a la tierra, para darnos vida eterna y sus enseñanzas, pues quiero desearles a todos mis lectores, fanáticos y amigos, que Jesucristo les de paz, tranquilidad, salud y bendiciones y que pasen una Navidad como nunca, siempre con sus seres queridos y un fuerte abraza… Y algo más: Manuel «Chaco» Medina se va esta semana a Chihuahua, para detallar su, edición 15 del Rally Chihuahua Express, que va viento en popa y promete estar acorde a la celebración…