El gobierno de Cuitláhuac García corrupto y represor

El gobierno de Cuitláhuac García corrupto y represor

Por Minerva Salcedo Baca

|El pasado jueves 16 de julio se dio a conocer la destitución del Director de Patrimonio del Estado, licenciado Belisario Reyes Herrera, por actos de corrupción y quejas del personal de dicha Institución; lo sustituye Arturo Sosa Vázquez, quien era Director de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública. Lo notorio de este cambio es que fue necesaria la presencia de Seguridad Pública para quitar al Director General y al Jurídico a quienes se les exigió en poco tiempo entregar las oficinas para que no fueran a sustraer documentos. Lo común en los cambios de funcionarios son entregas recepción tranquilas, en orden y sin personal de esa Secretaría.

¿Qué significan estos cambios fulminantes en el gobierno de Cuitláhuac García?

Primero. Se les dejó actuar libremente 19 meses para que hicieran sus corruptelas; no es posible que la Contraloría General del Estado y la SEFIPLAN, de donde depende la Dirección de Patrimonio del Estado, no revisaran y les exigieran resultados. Algunas funciones de esta Dependencia son la entrega y regularización de lotes de interés social, regularizar los terrenos de las escuelas, de palacios municipales y crear reservas territoriales para asegurar vivienda digna a los veracruzanos. Parece que eso no le interesa ni está en la agenda de trabajo del gobierno de Cuitláhuac, pues por el tiempo transcurrido, debieron exigirle estos resultados a Belisario Reyes. ¡Después de ahogado el niño, tapan el pozo!

Segundo. Han sido múltiples comisiones de veracruzanos en la Dirección General de Patrimonio del Estado y en las 11 Delegaciones Regionales, muchas mesas de trabajo y varias protestas públicas hechas en todo el estado, por la cerrazón e indiferencia de los funcionarios de esta dependencia. A la fecha, ningún asunto de los más de 60 que ha planteado el Movimiento Antorchista atendieron y sí se dedicaron a generar conflictos en varias colonias fundadas por esta organización en el estado. Al mismo gobernador desde febrero del 2019 se le entregó relación de las regularizaciones pendientes.

Tercero. Los funcionarios del gobierno morenista de Veracruz resultaron más ratas y corruptos que los anteriores, hablan y critican mucho, pero desde su arribo al poder llegaron con las uñas muy largas y afiladas, que por su evidencia tuvieron que destituirlos; ejemplos de estos son la directora del DIF Estatal, el Director de Gobernación, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, ahora el Director de Patrimonio, más todos los que falta se acumulen. Por eso la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (Inegi), evaluó al gobierno de Cuitláhuac García en el 2019 como uno de los más corruptos de la 4T, pues la corrupción creció en el estado en 24.9 por ciento referida a la de 2017.

En Invivienda las cosas no son muy diferentes, está en parálisis la escrituración, pero con otros agravantes. El Gerente General, Hazael Flores Castro, ya era parte del personal del Instituto, lo conoce muy bien, hasta formó el Sindicato de Empleados y Trabajadores al Servicio de Invivienda Veracruz (SETSIV). No llegó a aprender como muchos funcionarios morenistas que le ha costado millones de pesos a los veracruzanos su aprendizaje e ineptitud. Pero igual, ni oye ni atiende a la población, trata a los colonos que acuden a sus oficinas con marcados desplantes de prepotencia. El personal debiera centrar más su atención en dotar y regularizar los terrenos a las familias; pero pareciera que las gerencias están más distraídas y ocupadas en el otorgamiento de contratos de obras de cuartos para dormitorio del «Programa Calidad y Espacios para la Vivienda», que el año pasado generó algunas inconformidades en las asignaciones y con riesgo de subejercicio.

El Movimiento Antorchista hemos solicitado que escrituren los terrenos que habitan desde hace muchos años miles de veracruzanos. Patrimonio del Estado debe hacerlo para 20,000 jefes de familia y entre el INVIVIENDA y el INSUS para otros 17,000. Cuitláhuac García responde ante esta justa petición de los colonos con represión, como lo hizo el pasado 14 de julio contra nuestra compañera María del Refugio Rodríguez Morales, de la Col. Margarita Morán Veliz, segunda sección, en Xalapa, al encarcelarla y girar órdenes de aprehensión contra dos colonos más.

En contubernio con el municipio y de forma amañada les inventan delitos. Los compañeros viven desde hace 6 años en dicha colonia, Patrimonio del Estado les entregó los lotes, solicitó el cambio de uso de suelo del asentamiento y el municipio lo otorgó en 2016. La Dirección de Obras Públicas de Xalapa introdujo los servicios de agua potable, drenaje y el arreglo de calles; y la CFE electrificó toda la colonia. El gobierno del estado y el municipio, en pleno acto de abuso de poder, denuncian penalmente a nuestros compañeros por despojo, fraccionamiento indebido y daños ecológicos, algo completamente violatorio de la ley. Esto comprueba que los gobiernos morenistas no atienden las justas peticiones de regularización que piden muchas familias; y en cambio sí los agreden con el garrote en la mano. ¡Es el gobierno de la esperanza que prometieron!

Antorcha ha solicitado las escrituras en varias colonias asentadas en los municipios de Tantoyuca, Papantla, Poza Rica, Tihuatlán, Martínez de la Torre, San Rafael, Coatepec, Xalapa, Emiliano Zapata, Ixhuacán de los Reyes, Alvarado, Úrsulo Galván, Puerto de Veracruz, Medellín de Bravo, Camarón de Tejeda, Córdoba, Chocamán, Cuichapa, Cuitláhuac, Fortín, Huatusco, Tierra Blanca, Catemaco, Acayucan, Coatzacoalcos, San Andrés Tuxtla, Nanchital, Paso del Macho e Ixhuatlán del Sureste. Y no descansaremos hasta que el último compañero colono tenga en su poder el documento que le dé certeza jurídica del lote donde vive.

Cuitláhuac García ha demostrado que no usa el poder a favor de los veracruzanos. Está realizando las mismas prácticas que los gobiernos anteriores y violentado la ley. La política que aplica es agresiva y corrupta; los veracruzanos debemos saber que de nosotros depende cambiar esta situación. No hay otra salida que poner el poder en manos de un gobierno que se identifique mejor con las capas más desposeídas, que le dé su lugar al bienestar de la gente. Necesitamos un gobierno distinto y eso lo podemos lograr. El pueblo somos la mayoría del país y, por tanto, del estado de Veracruz. Con nuestro voto en el 2021 y 2024 debemos decidir quién se va y quién debe venir. Padecemos mucho con Morena en el poder, pero cada vez le queda más claro a la población que lo que diga para ganar votos en las próximas elecciones serán puras mentiras, ya vivimos lo que hace contra el pueblo. Morena ya no debe gobernar, es represor y agrede a los más humildes.