Aumenta distribución Banco de Alimentos para frenar el hambre creciente causada por el Covid.

Aumenta distribución Banco de Alimentos para frenar el hambre creciente causada por el Covid.

Millones de mexicanos están en situación de pobreza y el hambre se agudiza debido a la pandemia del coronavirus. El Banco de Alimentos es uno de los organismos que lucha contra esta lacra dando, además de alimentos, educación nutricional a quienes más lo necesitan.

De acuerdo con datos oficiales previos a la pandemia, más del 40 % de la población mexicana vivía en condiciones de pobreza -más de 53 millones de personas-. Y en el contexto actual, al menos 16 millones de personas han caído en pobreza extrema por ingresos, según la Universidad Nacional Autónoma de México.

El hambre es una de las consecuencias más devastadoras de la pobreza, pero también puede alcanzar a personas de otros estratos sociales y convertirse en una pandemia paralela a la del coronavirus, pero que lleva décadas siendo uno de los problemas más relevantes a nivel mundial.

Es por esto que numerosas organizaciones de la sociedad civil, ONGs e instituciones públicas mexicanas están tratando de poner el foco en las personas que, debido a la pandemia pero también antes, están en una situación alimentaria precaria.

Es el caso del Banco de Alimentos, que tiene sucursales en todo México que se coordinan entre ellas y canalizan las donaciones, pero que tienen cierta autonomía a la hora de decidir su organización y métodos.

El Estado de México, vecino de la capital, es una de las zonas con peores condiciones en cuanto a pobreza y delincuencia.

Y precisamente allí, en Cuautitlán Izcalli, en la periferia de Ciudad de México, se encuentra una de las sucursales del Banco de Alimentos que atiende a un padrón fijo de 18 mil 300 personas, que llegó a 23 mil 000 durante la cuarentena gracias al aumento de donaciones.

Empresas de alimentación privadas donan todo tipo de comidas a esta organización que cada día reparte una despensa a personas, la inmensa mayoría mujeres, que les agradecen inmensamente su generosidad.

Pero, según la filosofía de este Banco de Alimentos, no sirve de nada dar despensa a quienes lo necesitan si no se les enseña cómo preparar los alimentos para llegar a tener una dieta sana y equilibrada.

México es uno de los países con mayores índices de sobrepeso y obesidad, condiciones que afectan a tres de cada cuatro mexicanos, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).