Cepal prevé caída del 23% del comercio exterior en Latinoamérica

Cepal prevé caída del 23% del comercio exterior en Latinoamérica

El comercio exterior de Latinoamérica se desplomará un 23% en 2020, una cifra superior a la anotada durante la crisis financiera de 2009 (-21%), como consecuencia de los efectos económicos derivados de la pandemia de coronavirus, informó este jueves la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El valor de las exportaciones regionales se contraerá 23% este año, mientras que el de las importaciones bajará 25%, los peores datos en 80 y 40 años, respectivamente, según un nuevo informe del organismo regional de la ONU.

“Profundizar la integración regional es crucial para salir de la crisis. Con pragmatismo, debemos rescatar la visión de un mercado latinoamericano integrado”, dijo la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena.

Con más de 5.2 millones de infectados y cerca de 210 mil muertos, Latinoamérica es actualmente uno de los principales focos mundiales de la pandemia. La mayoría de sus países siguen con medidas de distanciamiento social y sus economías semiparalizadas.

La caída del comercio exterior en la región está marcada por los retrocesos en los envíos de manufacturas, minería y combustibles y por el desplome del turismo, especialmente en el Caribe. La Cepal prevé una caída del PIB regional para 2020 de hasta el 9.1%, la mayor en un siglo.

Las mayores contracciones de las exportaciones en 2020 corresponderían a las destinadas a los Estados Unidos (32%) y a la propia región (28%), en tanto que los envíos a China caerían solo un 4%, mientras que las importaciones procedentes de todos los principales proveedores de la región tendrán caídas considerables.

Entre enero y mayo de este año, el valor de las exportaciones e importaciones de bienes de la región se redujo un 17% en comparación con el mismo período del año anterior. Ambos flujos se desplomaron un 37% en mayo.

Solo cuatro países aumentaron sus exportaciones entre enero y mayo de este año (Costa Rica, Honduras, Guatemala y Nicaragua). Las importaciones se redujeron en todo el continente, especialmente las de bienes de capital (-14.5%) e insumos intermedios (-13.6%), “lo que afectará la tasa de inversión y comprometerá la recuperación”, advirtió el informe.