López-Gatell plantea una «segunda etapa» de la estrategia contra el coronavirus

López-Gatell plantea una «segunda etapa» de la estrategia contra el coronavirus

Ante la duración de la pandemia, el subsecretario de Salud considera que hay que replantear la estrategia, pero aclaró que no es un «arrepentimiento» de las acciones ya tomadas.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, propuso este jueves implementar el «lado b» o una «segunda etapa» para hacer frente a la pandemia de COVID-19.

Lo anterior fue planteado durante la reunión virtual que sostuvieron miembros del gabinete federal y de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), en la que también se anunciaron acciones como mesas de trabajo y la posibilidad de modificar el semáforo de riesgo. A poco más de cinco meses del primer caso positivo a COVID-19, México está cerca de los 50,000 decesos y superó los 450,000 contagios acumulados.

López-Gatell puntualizó que una «segunda fase» de la estrategia no significa que haya un «arrepentimiento» sobre lo que se ha implementado a lo largo de estos meses, tiempo en el que se ha criticado la estrategia de vigilancia epidémica, así como las cifras que presenta día con día.

Se trata, dijo, de un balance para dar continuidad a la estrategia, que inició en marzo pasado con la Jornada Nacional de Sana Distancia y continúa desde el 1 junio con la declaratoria de la «nueva normalidad», en la que se han acumulado el 80% de casos positivos y decesos de personas con el virus SARS-CoV-2.

«Es una epidemia muy larga y es indispensable replantear el lado ‘b’ o la segunda etapa de la respuesta a la epidemia (…) No es que la revisión implique un arrepentimiento de lo ya vivido, sino la necesidad de prepararnos para una etapa que, por su duración y el peso que tiene en la economía, requiere otros abordajes complementarios», expuso el funcionario.

Asimismo, señaló que si bien no hay una predicción exacta de la duración de la pandemia, sí escenarios en los que se prevén hasta dos o tres años, tomando en cuenta rebrotes o repuntes a nivel mundial, además de que no se ve próxima una vacuna contra el virus.