Desempleo golpea a mujeres

Desempleo golpea a mujeres

Con la pandemia, en junio, las mujeres han perdido más empleos subordinados y remunerados que los hombres, según la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE).

El regreso de los trabajadores tras la contingencia fue notorio, pero los puestos remunerados y subordinados de las mujeres cayeron 3.7% en junio con respecto a mayo, mientras que en los hombres crecieron apenas 0.1%.

En conjunto, para hombres y mujeres, los puestos subordinados y remunerados descendieron 1.4%.

La ETOE refleja en los trabajos por cuenta propia crecieron 2.1% para las mujeres y 0.8 para los hombres.

Los puestos remunerados de las mujeres pasaron de 80.6% en abril a 73.5 en junio, lo que refleja un retroceso en el mercado laboral.

En la pandemia, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los empleos de las mujeres son los más vulnerables, junto con los de los jóvenes y migrantes, pues laboran en sectores considerados no esenciales, como servicios.

«Habida cuenta de que la crisis del Covid-19 afecta de forma desproporcionada a las mujeres trabajadoras de muchas maneras, existe el riesgo de que se produzca un retroceso con respecto a algunos avances logrados en los últimos decenios, y de que se exacerbe la desigualdad de género en el mercado laboral», advirtió la OIT.

En la quinta edición del reporte «El Covid 19 y el mundo del trabajo», dijo que, a diferencia de crisis anteriores, el empleo de las mujeres corre mayor riesgo como consecuencia de la recesión en el sector servicios.

Además, las mujeres también realizan trabajos de primera línea en el sector sanitario y asistencia social.

«El aumento de la carga de trabajo no remunerado de la atención sanitaria que ha provocado la crisis afecta en mayor medida a las mujeres que a los hombres», subrayó la OIT.

El organismo advirtió que casi 510 millones de mujeres trabajadoras se desempeñan en los sectores más afectados por la crisis, como hotelería y alimentación, además de comercios, servicios inmobiliarios, empresariales y administrativos.

«En anteriores crisis se ha puesto de manifiesto que si las mujeres pierden su empleo, aumenta su carga de trabajo no remunerado de prestación de servicios, y que si no hay empleo suficiente, con frecuencia se niega a la mujer las oportunidades de trabajo que se ofrecen a los hombres», recalcó la OIT.