Hermano de Miguel Barbosa obtiene contrato millonario con la 4T

Hermano de Miguel Barbosa obtiene contrato millonario con la 4T

Uno de los hermanos del gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, se anotó su primera victoria en la administración de Andrés Manuel López Obrador: ganó un contrato con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Se trata de David Amadeo Barbosa Huerta, quien con su empresa Geotecnologías Bioterra de Chiapas S.A. de C.V., en consorcio con Promotora y Desarrolladora Clave, S.A. de C.V., se hicieron de un contrato por 4 millones 480 mil pesos sin IVA.

De acuerdo con el registro de Compranet, el contrato se inició el pasado 6 de febrero y concluirá el 31 de diciembre de este año. El Centro SCT de Chiapas lo otorgó mediante licitación pública presencial.

El objeto es la conservación de terracerías, obras de drenaje, pavimentos y señalamientos de caminos rurales y alimentadores, con una longitud de 148 kilómetros (en tramos aislados), distribuidos en seis caminos pertenecientes a los municipios de: Chilón, Altamirano y Ocosingo.

El 15 de enero de 2020 la SCT notificó el fallo a los 39 participantes, luego de que en diciembre se habían llevado a cabo la presentación y apertura de proposiciones. Sin embargo, se observa que en la lista de presentes sólo acudió el consorcio en el que participa la empresa del hermano de Barbosa Huerta.

La única firma del fallo es precisamente la de Beatriz Fernández Pérez, en representación de Geotecnologías Bioterra de Chiapas y Promotora y Desarrolladora Clave. Los restantes 38 espacios sólo tenían el nombre de la empresa, sin firma de asistencia y con la anotación NO ASISTIÓ en mayúsculas.

Miguel Barbosa ya había sido exhibido en 2018 por el entonces vocero del Gobierno de Puebla, Max Cortázar, por tráfico de influencias. Señaló que se valió de su puesto que tenía en el Senado de la República para beneficiar a su hermano, ya que en 2015, a través de Geotecnologías Bioterra de Chiapas, de igual forma con la SCT, ganó cuatro contratos por más de siete millones de pesos.

De acuerdo con una nota periodística del Universal, además de los siete contratos obtenidos con la SCT en 2015 a través de Geotecnologías Bioterra de Chiapas, halló que en total había ganado 46 contratos del gobierno federal por 45 millones de pesos. David Amadeo Barbosa Huerta aparecía relacionado con otras dos empresas como representante legal, se trata de Ecotono Estudios Ambientales, S.A. de C.V. y de Geo Bios Sustentabilidad Ambiental, S.A. de C.V.

En respuesta a ese medio de circulación nacional, Miguel Barbosa Huerta dijo que él no tenía que ver con las actividades empresariales de su hermano.

El ahora gobernador de Puebla aseguró entonces que aquello se trataba de una “guerra sucia” del PAN en su contra y que su hermano era un hombre honorable y honesto. En estos días también está en entredicho por las declaraciones de Emilio Lozoya, quien menciona que Barbosa le pidió un favor para mover de puesto a otro de sus hermanos, Felipe de Jesús Barbosa Huerta.

La polémica de tráfico de influencias con la familia del gobernador de Puebla no se limita a David Amadeo. El pasado 19 de agosto se filtró la declaración del caso Odebrecht del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, en la cual asegura que el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, le instruyó reunirse con Miguel Barbosa, que en ese entonces era senador, y “atender su petición”.

La petición, según señala Lozoya, se dio en agosto de 2014: Barbosa Huerta le requirió trasladar a su hermano, trabajador de Pemex (Felipe de Jesús Barbosa Huerta), de una Terminal de Almacenamiento en Guerrero a las oficinas centrales en la Ciudad de México, pues Videgaray le había dicho que era la condición para que el ahora gobernador de Puebla no armara una revuelta por parte del PRD para la aprobación de la Reforma Energética.

“Dicha atención fue atendida y dicho cambio fue realizado, de tal forma que el hermano comenzó a laborar en las oficinas centrales, a pesar de que su experiencia había sido principalmente el campo. Entre el 3 y el 5 de marzo del 2015 en una visita de Estado a Inglaterra, en la cual participé en la comitiva de Enrique Peña Nieto, y a la cual también asistió como invitado el senador Barbosa, pudimos platicar en algunos momentos de dicha gira. Me agradeció el cambio de su hermano”, se lee en la declaración.

Tras esto, Miguel Barbosa negó lo dicho por el exdirector de Pemex y señaló que, aunque se hubiere llevado el acuerdo, no representa ningún delito, pero que iba pedir una constancia a la Empresa Productiva del Estado para desmentir que su hermano sí llegó a laborar a sus oficinas centrales.

De acuerdo con el portal de nómina transparente de la Secretaría de la Función Pública, Felipe de Jesús Barbosa Huerta aparece como superintendente de Terminal de Almacén, con un sueldo bruto mensual de 137 mil 135 pesos.

Aunque la declaración de Lozoya señala las oficinas centrales, en un acta de inspección de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos, que es del 3 de mayo de 2016 (un año después del cambio de la Terminal de Almacenamiento de Guerrero), se identifica a Felipe de Jesús como superintendente de la Terminal de Almacenamiento y Despacho Barranca del Muerto, en la Ciudad de México.

El gobernador de Puebla no sólo ha sido señalado por sus hermanos. Apenas el 15 de julio, Alejandro Rojas Díaz Durán, aspirante a la dirigencia nacional de Morena, acusó a Miguel Barbosa de corrupto, pues según él se enriqueció durante la administración de Enrique Peña Nieto.

En su cuenta de Twitter, Díaz Durán compartió una foto de Miguel Barbosa con Emilio Lozoya, el exsecretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y el exsecretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, con un mensaje de que el gobernador se hizo millonario al votar a favor en casi todas las reformas estructurales de EPN y que compró la casa del expresidente Miguel de la Madrid.

Pese a todo, Barbosa Huerta reitera que está tranquilo y limpio, que es un político honesto.

Con información de EMEEQUIS