Desempleo y falta de ingresos pegan a autoservicios y tiendas departamentales

Desempleo y falta de ingresos pegan a autoservicios y tiendas departamentales

El confinamiento por la pandemia del Covid-19 provocó una “caída enorme” en las ventas de las empresas afiliadas a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicios y Departamentales (ANTAD), que se espera revertir hasta 2022.

De acuerdo con el presidente ejecutivo de la ANTAD, Vicente Yáñez, y el director de estudios económicos, y Javier Salas, será hasta 2024 cuando se alcance el PIB del sector considerando los niveles de 2018.

Esto tiene que ver con la caída del empleo y también de los ingresos de los mexicanos, lo que provocó una baja en las ventas de las tiendas de autoservicio y departamentales.

Por una parte, Yáñez dijo que la economía mexicana requiere urgentemente una reactivación y agregó que “las ventas han tenido caídas enormes” en las tiendas de los afiliados de la Antad.

Salas detalló que en marzo subieron las ventas, como resultado del inicio del confinamiento para evitar contagios por el Covid-19, pero en los meses subsecuentes disminuyeron. Y aunque ya inició la reapertura de la economía, la mejora en las ventas es lenta.

“Lo que ha afectado mucho a las ventas es la caída que se ha presentado al salario nominal, así como la pérdida de empleos que hacen que las familias se comporten con más precaución para gastar”, dijo durante la videoconferencia en la que se anunció la Expo Antad Alimentaria, que será virtual del 14 al 23 de octubre próximos.

En el caso de las tiendas departamentales, dijo que se recuperaron las ventas y casi llegan a un equilibrio con la suma de ventas en línea y en tienda, pero en lo que se refiere a tiendas especializadas hay una caída de 15% en los últimos dos meses.

Para Salas, la situación actual de los afiliados a la ANTAD  “nos da un agregado para el año de -7% en nominales a totales que posteriormente se va recuperar para alcanzar niveles de 4 o 5% acumulado”.

En la videoconferencia, el presidente de la Asociación Nacional de Cadenas Hoteleras, Luis Barrios, dijo que la hotelería registra hasta 90% de disminución de ingresos, por lo que muchos hoteles tuvieron que cerrar y otros están abiertos en actividades esenciales.

Expuso que la recuperación del sector se estima hasta 2022, pues actualmente la ocupación está entre el 20% y 25%, niveles “raquíticos” en comparación con un año normal.