Ciencia mexicana pierde a Mario Molina y fideicomisos

Ciencia mexicana pierde a Mario Molina y fideicomisos

El químico, investigador y premio Nobel mexicano, Mario Molina, murió este miércoles a los 77 años, según informó la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“La Universidad Nacional Autónoma de México informa del lamentable fallecimiento del doctor Mario Molina, distinguido universitario, Premio Nobel de Química 1995”, señaló la institución en un tuit sin dar más detalles al respecto.

“Con profundo dolor, comunicamos el fallecimiento del Dr. José Mario Molina Pasquel Henríquez acaecido el día de hoy en la Ciudad de México. Su esposa, sus hijos y sus hermanos agradecen las muestras de cariño y pensamientos en estos difíciles momentos”, señala un comunicado del Centro Mario Molina.

“El Dr. Mario Molina parte siendo un mexicano ejemplar que dedicó su vida a investigar y a trabajar en favor de proteger nuestro medio ambiente. Será siempre recordado con orgullo y agradecimiento”, indica el texto.

Molina nació el 19 de marzo de 1943 en la Ciudad de México. Estudió Ingeniería Química en la UNAM, un posgrado en la Universidad de Friburgo, Alemania y recibió un doctorado en Fisicoquímica de la Universidad de California, Berkeley, en Estados Unidos.

El profesor investigó los efectos de los clorofluorocarbonos sobre la capa de ozono, lo que derivó en la firma del Protocolo de Montreal de las Naciones Unidas en 1987 que prohibió su fabricación y por este aporte recibió el Premio Nobel de Química en 1995.

Mario Molina y su grupo de investigación demostraron, en laboratorio, la existencia de una clase de reacciones químicas que ocurren en la superficie de partículas de hielo incluyendo las que están presentes en la atmósfera.

“También propusieron y demostraron en el laboratorio una nueva secuencia de reacciones catalíticas que explican la mayor parte de la destrucción del ozono en la estratosfera polar”, de acuerdo con el Centro Mario Molina.