Mujeres exigen justicia en UNISTMO ante indiferencia de Alejandro Murat

Mujeres exigen justicia en UNISTMO ante indiferencia de Alejandro Murat

Cientos de mujeres de Colectivas feministas, Organizaciones de la Sociedad Civil y Ciudadanía exigieron que se garantice el derecho de acceso a la justicia, garantía de la integridad y respeto irrestricto a los derechos humanos de alumnas y trabajadoras de la Universidad del Istmo (UNISTMO) Campus Ixtepec a vivir libres de violencia.

Esto luego de que en marzo pasado se hizo pública la denuncia de alumnas, respaldadas por maestras, sobre actos de acoso y violencia sexual en su contra, lo que ha ocasionado una serie de actos administrativos y revictimización por parte de la institución que pertenece al Sistema de Universidades Estatales de Oaxaca (SUNEO), bajo la rectoría, desde su creación a principios de 1990, de Modesto Seara Vásquez.

En una carta pública dirigida al presidente de México, las titulares de Gobernación, Inmujeres y Conavim, así como de la Secretaría de Educación Pública, al gobernador de Oaxaca, el Fiscal general y al defensor de Derechos Humanos de Oaxaca, se exige la “suspensión de los profesores”, en tanto son sujetos a investigaciones por violencia sexual en contra de las alumnas de la Licenciatura en Derecho y de la Maestría en Derecho de la Energía de la UNISTMO, en tanto duren los procedimientos iniciados en la Fiscalía de Oaxaca y la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO).

Se demanda además la renuncia inmediata del Vicerrector Académico, Israel Flores Sandoval y de Cora Silvia Bonilla Carreón, Jefa de Carrera de la Licenciatura en Derecho por encubrir a personas denunciadas; por intimidar a alumnas, por el incumplimiento de los compromisos adquiridos el día 13 de marzo de dar fin al hostigamiento laboral contra el profesorado que respalda a víctimas y por la falta de ética que han demostrado al ignorar las medidas de protección que les asisten a las víctimas.

El cumplimiento inmediato y cabal a las medidas cautelares dictadas por el Juez de Control de Juchitán y de la DDHPO a favor de las alumnas víctimas y las profesoras que les han brindado el acompañamiento, así como el cese del hostigamiento laboral hacia las profesoras y el profesor que han dado acompañamiento a las víctimas.

Piden también la creación de un protocolo universitario para atender casos de acoso y hostigamiento sexual con la participación interinstitucional de personal y organizaciones especializadas en el tema, modificación de la legislación universitaria para sancionar y señalar como faltas graves la violencia de género y la incitación al odio contra las mujeres; la creación de un centro de atención psicológica para alumnado.

Un plan permanente de capacitación para que personal docente incorpore en la enseñanza el enfoque de género; y de sensibilización para la comunidad estudiantil para erradicar la violencia contra las mujeres en los espacios universitarios; creación de un observatorio de violencia contra las mujeres que incorpore a la sociedad civil organizada y la modificación al plan de estudios de todas las Licenciaturas de la UNISTMO para incluir el enfoque de género en sus contenidos a fin de alinearse a las prioridades de la planeación nacional.

A la Fiscalía General del Estado de Oaxaca la investigación ágil y transparente de los casos de violencia sexual denunciados por las víctimas; la investigación en ese mismo sentido de los casos de responsabilidad institucional derivados de conductas de violencia sexual cometidas en contra de alumnas de la Universidad del Istmo.

A la DDHPO solicitan la investigación ágil y transparente de las violaciones a derechos humanos señaladas por las víctimas de violencia sexual y por el profesorado acompañante de víctimas, así como la emisión de la recomendación correspondiente.

Y la aplicación del enfoque de género para realizar las diversas investigaciones que han surgido en torno a la violación de derechos humanos de alumnas y docentes que dieron acompañamiento.

A la Comisión Nacional para la Prevenir y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Conavim) la coordinación de estrategias que tengan como finalidad erradicar las diversas manifestaciones de violencia al interior de la comunidad universitaria del SUNEO.

Al Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) la coordinación y seguimiento en el diseño, implementación, operación y evaluación del protocolo universitario para atender casos de acoso y hostigamiento sexual, de la capacitación de personal académico y administrativo en aplicación de dicho instrumento, del plan permanente de capacitación para que personal docente incorpore en la enseñanza el enfoque de género; y de sensibilización para la comunidad estudiantil para erradicar la violencia contra las mujeres en los espacios universitarios.

Y, finalmente, a la Subsecretaría de Educación Superior de la SEP que se haga efectiva la prioridad de la política educativa nacional de la erradicación de la violencia en contra de las mujeres, a través de la inclusión del enfoque de género en los planes de estudio de las Universidades que conforman el SUNEO.

El contexto

Desde el año 2019, alumnas de la Licenciatura en Derecho y de la Maestría en Derecho de la Energía de la UNISTMO informaron a las profesoras Monsserrat Sánchez Moreno y Virginia Ilescas Vela, del hostigamiento y abuso sexual contra ellas por parte de tres profesores de dichas carreras, así como por las amenazas de feminicidio por parte de un alumno de la misma licenciatura.

Las docentes dieron aviso a las autoridades académicas del campus Ixtepec: C. Israel Flores Sandoval, Vicerrector Académico; C. Cora Silvia Bonilla Carreón, Jefa de Carrera de la Licenciatura en Derecho y C. José Luis Ayala Álvarez, Abogado General de la UNISTMO quienes se negaron a iniciar algún tipo de investigación, revictimizaron a las alumnas y emprendieron hostigamiento laboral y procedimientos administrativos ilegales contra las dos profesoras en principio y después afectó también al Maestro Héctor Ortega por haber denunciado actos de intimidación y acoso escolar contra las alumnas que decidieron alzar la voz.

Ante la complicidad y omisión de autoridades universitarias que permitió a los agresores seguir actuando con impunidad, las agraviadas denunciaron públicamente los hechos el pasado 8 de marzo, durante las manifestaciones del Día Internacional de la Mujer, exigiendo a directivos de la UNISTMO, a instituciones de procuración e impartición de justicia estatales y organismos defensores de derechos humanos, su urgente intervención para investigar y sancionar a los responsables.

En consecuencia, los funcionarios de la UNISTMO Ulises Gaytán Casas y Cora Silvia Bonilla Carreón con un sector del alumnado de las Licenciaturas en Derecho y Administración Pública, encabezaron una campaña de desprestigio en medios de comunicación locales y digitales contra las profesoras que han dado acompañamiento a las víctimas; y Hernán Castillo Villalobos, profesor de la Licenciatura en Derecho ha organizado a diversos grupos porriles dentro de la comunidad estudiantil para intimidar y violentar a las víctimas mediante conductas de acoso escolar.

A petición de los profesores señalados como agresores y con la anuencia del Rector de la UNISTMOSUNEO C. Modesto Seara Vázquez, se dio inició un nuevo procedimiento administrativo contra las profesoras, bajo el argumento de que la denuncia pública desprestigia la imagen de la institución educativa, a pesar de que existen procedimientos en la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) y ante la Fiscalía General del Estado de Oaxaca en los que se investiga a los docentes.

El 13 de marzo y en presencia de las integrantes de la Red Interinstitucional de Prevención a Casos de Violencia y de la Secretaría de las Mujeres de Oaxaca (SMO), el Vicerrector Académico se comprometió a suspender los procedimientos administrativos hasta que concluyeran las investigaciones sobre violencia sexual, acuerdo que no respetó, pues en plena contingencia por Covid-19, las profesoras fueron citadas en las instalaciones de la Universidad para dar continuidad a las sanciones administrativas.

Se pidió crear un grupo colegiado con especialistas en violencia de género de la SMO y observadoras de derechos humanos de diversas organizaciones de la sociedad civil, para resolver los casos de violencia sexual que afecta a mujeres alumnas, profesoras y una trabajadora administrativa de esta Universidad.

En respuesta a lo anterior, el C. Modesto Seara Vázquez, rector de las universidades que conforman el SUNEO, de forma discrecional y sin tomar en cuenta a dichas instituciones y organizaciones, ordenó la conformación de una Comisión Investigadora que revictimizó a las alumnas denunciantes interrogándolas el pasado 18 de marzo, sin darles el derecho a recibir acompañamiento y asistencia.

A más de seis meses de que autoridades de la UNISTMO dieran comienzo a las investigaciones por los casos de violencia sexual, no existe ninguna notificación de la resolución que recayó a dichos procedimientos, y tampoco se ha informado a las alumnas víctimas de los avances que se han logrado, lo cual pone de manifiesto la indolencia con la que han actuado las autoridades.

La Red Nacional de Abogadas Indígenas que realiza la labor de defensa legal de las alumnas y el profesorado, dio acompañamiento el pasado 10 de septiembre ante el Juez de Control de Juchitán, quien resolvió vincular a proceso a uno de los docentes señalados como agresores por el delito de hostigamiento sexual y brindar medidas de protección a favor de la víctima.

Sin embargo, esto no ha sido suficiente para que el imputado sea separado del cargo mientras se resuelve su situación legal; por el contrario, le han designado clase en condiciones normales, lo que consideramos pone en riesgo la integridad de las alumnas de ese plantel.