Tabasco: represión y olvido de la 4T tras inundaciones

Tabasco: represión y olvido de la 4T tras inundaciones

Mientras autoridades de Tabasco afirman que en la emergencia por lluvias “ya pasó lo peor”, familias damnificadas iniciaron el bloqueo de avenidas y carreteras inconformes por las inundaciones de lluvias ocasionadas por una onda tropical número y los frentes fríos número 9 y 11. Ahora demandan bombas de succión en zonas anegadas y no vales económicos para reponer pérdidas.

“No pedimos despensas, vales, ni dinero. Exigimos bombas para extraer el agua del drenaje”, dijo una mujer sentada bajo un paraguas cubriéndose del sol y la lluvia desde la noche del domingo, hace más de 15 horas, junto a vecinos que cerraron la avenida Adolfo Ruíz Cortines.

Leer más: Titular de Seguridad en Tabasco agrede a damnificada por inundaciones

Con ramas, troncos, sillas, mesas y tarimas, a la altura de la calle Río Samaria, los afectados denunciaron que desde hace cinco días se encuentran inundados.

En la carretera Villahermosa – La isla, otro grupo de pobladores cerraron el paso a vehículos por la misma demanda de bombas de extracción de agua pluvial, horas después abandonaron la protesta ante la promesa de una bomba extractora de agua.

Tras las protestas donde con violencia fueron desalojados del bloqueo de la Carretera Federal por elementos antimotines, en días pasados el presidente llamó a los manifestantes a no protestar.

“Quiero solo pedirle a mis paisanos que, como siempre, nos den sus confianza, no vamos a fallarles. Todos van a ser atendidos. No hace falta que se movilicen, que protesten, que tomen las carreteras. Eso era antes cuando el gobierno no atendía al pueblo. Ahora el gobierno es del pueblo y es para el pueblo”, apuntó López Obrador.

En el tramo Villahermosa-Teapa, las autoridades reportaron cinco vados de agua formados con tirantes de 20 centímetros donde no se encuentra interrumpido el paso a vehículos menores.

Durante el fin de semana, el temporal de lluvias provocó deslaves, puentes colapsados y daños en infraestructura, de los cuales, aún no se tiene un balance de daños.

En Villahermosa, se reportaron dos socavones, uno a la altura de Periférico y otro más, en el malecón Carlos A. Madrazo, antes de subir al puente Grijalva 2, mientras que en la carretera Villahermosa – Macuspana, se reportó un hundimiento en el kilómetro 32. También se reportaron fallas en el suministro eléctrico y en la telefonía celular.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) reportó esta mañana que la presa Peñitas subió de nueva cuenta sus niveles de extracción a 800 metros cúbicos por segundo después de que el fin de semana desfogó entre 600 y 700 metros cúbicos por segundo.

El corte más reciente de las autoridades de Tabasco y Protección Civil, es de unos 65 mil damnificados, más 8 mil 900 viviendas afectadas en 210 comunidades de 17 municipios y 1 mil 15 personas atendidas en 29 refugios temporales por efectos de una onda tropical y los frentes fríos número 9 y 11.