Refinería de Dos Bocas se inunda por quinta ocasión

Refinería de Dos Bocas se inunda por quinta ocasión

El terreno donde se construye la refinería de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco, se inundó este 3 de noviembre a consecuencia de las torrenciales lluvias que azotan la región desde el pasado 30 de octubre y que, de acuerdo con Laura Velázquez, coordinadora nacional de Protección Civil, ha afectado a más de 73 mil personas de ocho municipios de Tabasco y provocado la muerte de una persona.

Este mismo martes pobladores de Dos Bocas difundieron a través de redes sociales nuevas imágenes en las que se observan más inundaciones en la obra de la refinería;  a pesar de ello, los trabajos en la construcción de la refinería no pararon y la maquinaria opera aún con agua a sus alrededores.

Se trata de la quinta ocasión que el terreno donde se construye una de las obras cumbre se inunda o sufre fuertes encharcamientos.

El pasado 20 de septiembre, la obra presentó inundaciones a causa de las lluvias por el paso del frente frío número 3 y la tormenta tropical Beta. Las fotografías y vídeos de los estragos se hicieron virales en redes sociales al día siguiente, se trataba de la cuarta vez -desde el inicio de los trabajos de ‘desmorre’ en 2019-, en que ciudadanos y medios locales daban cuenta de afectaciones en el predio por precipitaciones.

El primero de estos encharcamientos se dio a conocer el 28 de octubre de 2019, apenas a tres meses de haber arrancado los trabajos de preparación del terreno; poco más de un mes después, durante una gira del presidente Andrés Manuel López Obrador (el 6 de diciembre de 2019), reporteros que cubrían un evento realizado en la zona documentaron los islotes formados en el terreno a causa de los encharcamientos.

La tercera ocasión fue en junio de 2020, cuando la depresión tropical Cristobal causó las ligeras inundaciones en el predio, por ello un evento presidencial tuvo que trasladarse a la zona de la Administración Portuaria Integral (API).

Rocío Nahle, secretaria de Energía (Sener), declaró el 21 de octubre durante una entrevista, que las imágenes que se hicieron virales en internet solo mostraban los encharcamientos que usualmente se quedan después de una lluvia en la zona; la funcionaria aseguró que esos charcos suelen secarse media hora después de presentarse y afirmó que en el lugar hay canaletas que ayudan al desfogue de aguas residuales.