Inteligencia de EU advierte “perturbación global” que provocará la pandemia

Inteligencia de EU advierte “perturbación global” que provocará la pandemia

Los servicios de inteligencia de Estados Unidos dibujan un panorama sombrío para el futuro del mundo cuando acabe la pandemia de Covid-19, la cual profundizaría problemas como la desigualdad económica, la revalorización de la democracia y el auge de movimientos nacionalistas.

Estas previsiones se incluyen en el informe Tendencias Globales del Consejo Nacional de Inteligencia del Gobierno de EU, que se realiza cada cuatro años el National Intelligence Council y que en esta ocasión se centra, en gran medida, en el impacto económico, político, social y cultural de la pandemia de coronavirus y sus posibles efectos en los próximos 20 años.

En este documento, los servicios de inteligencia de EU aseguran que la pandemia es “la perturbación mundial más importante y singular desde la Segunda Guerra Mundial, con implicaciones sanitarias, económicas, políticas y de seguridad que se extenderán durante años”.

Diferentes países rompieron el jueves nuevos récords de muertes y infecciones por Covid-19.

“La Covid-19 ha hecho tambalearse los preceptos que tenemos sobre la resiliencia y la adaptación y ha creado nuevas incertidumbres sobre la economía, la gobernanza, la geopolítica y la tecnología en todo el mundo”, dice el informe.

El documento encuentra motivos de preocupación en prácticamente todos los aspectos de la vida. Advierte, por ejemplo, que los efectos del cambio climático pueden agravar el problema de la inseguridad alimentaria y del agua en los países pobres. Además, también aceleraría el ritmo de la migración mundial.

Aunque la salud, la educación y la prosperidad de los hogares han experimentado mejoras históricas en las últimas décadas, será difícil mantener el progreso debido a los “vientos en contra”, no sólo por los efectos de la pandemia, sino también por el envejecimiento de la población y “un crecimiento económico mundial potencialmente más lento”.

Según el informe, los avances tecnológicos tienen el potencial de resolver problemas como el cambio climático y las enfermedades, pero también pueden provocar nuevas tensiones.

“Los rivales estatales y no estatales competirán por el liderazgo y el dominio de la ciencia y la tecnología, con riesgos e implicaciones potenciales en cascada para la seguridad económica, militar y social”, indica el informe.

Asimismo, se advierte sobre la erosión de la confianza en el gobierno y las instituciones, así como de la “brecha de confianza” entre los sectores sociales más desprotegidos y los más privilegiados, que tienen acceso a la tecnología y la educación.