En 2020, 16 millones de recetas no fueron surtidas

En 2020, 16 millones de recetas no fueron surtidas

Durante 2020, el número de recetas no surtidas efectivamente en hospitales públicos se triplicó, superando los 16 millones de casos, de acuerdo con el colectivo Cero Desabasto.

En su Informe de Transparencia en Salud 2019-2020, el colectivo detalla que del total de recetas no surtidas, 15.9 millones corresponden al Instituto Mexicano del Seguro Social, cifra que equivale al 8% de las 203 millones 340 mil recetas que el IMSS expidió en 2020.

De las 15.9 millones de recetas no surtidas efectivamente, 12 millones 35 mil fueron negadas y 3 millones 820 mil surtidas de manera parcial.

Según el informe, estas cifras revelan que entre 2019 y 2020 hubo un incremento de 10 millones de recetas no surtidas efectivamente en el IMSS.

En 2019, el Instituto atendió un total de 227 millones 359 mil recetas, de las cuales un poco más de 5 millones no fueron surtidas.

Es decir que entre los dos años, el IMSS no surtieron efectivamente 20 millones 889 mil recetas.

“Si comparamos el promedio de no surtimiento efectivo del primer trimestre de 2019 frente al primer trimestre de 2020, observamos una diferencia sustancial, pasando de 469 mil recetas parciales y negadas a 4.8 millones recetas del mismo tipo”, indica el documento.

Según las cifras obtenidas, el incremento de recetas no surtidas efectivamente en el IMSS inició en octubre de 2019, con un aumento paulatino hasta llegar a un pico de 10.7% en febrero de 2020 (2 millones de recetas no surtidas).

Entre octubre de 2019 y febrero de 2020, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Veracruz, Oaxaca, Querétaro, Sonora, y Tabasco, fueron los estados con promedios consecutivos de no surtimiento superiores al 15%.

Es importante recordar que a nivel nacional, el IMSS es el sistema “que brinda la mayor cantidad de atenciones diarias en el país: se estima que el 51% de las personas mexicanas se encuentran afiliadas a este instituto”.

ISSTE y Secretaría de Salud

En el caso del ISSSTE, el informe señala que entre 2019 y 2020 se expidieron  64 millones 957 mil recetas, de las cuales 63 millones 155 mil fueron atendidas (97%) y un millón 801 no surtidas efectivamente(3%).

En lo que corresponde solo a 2020, el ISSSTE expidió 28 millones 283 mil recetas, de éstas atendió 27 millones 291 mil, y 992 mil no fueron surtidas efectivamente.

El aumento más notorio de recetas no surtidas efectivamente en el ISSSTE se registró en el primer semestre de 2020, con un pico de 145 mil recetas no efectivas en febrero.

Para mayo, el 5.4% del total de recetas emitidas no fueron surtidas y la cifra se mantuvo por arriba del 4.4% hasta junio de 2020.

Finalmente, la Secretaría de Salud, a diferencia del IMSS y del ISSSTE, no cuenta con una distinción entre recetas parciales y no surtidas, solo las agrupa como recetas no surtidas efectivamente en el primer acercamiento del paciente.

A nivel nacional, la Secretaría de Salud reporta un 21% de pacientes cuyas recetas no fueron surtidas efectivamente durante 2020. Mientras que en 2019 la cifra fue de 22%.

Los datos presentados por esta dependencia muestran que en sus farmacias “una de cada cinco recetas no
es surtida de forma completa en la primera ocasión que la presenta el paciente”.

De los 32 estados, “resaltan los casos de falta de acceso a medicamentos en Guerrero y Quintana Roo, con
promedios de no surtimiento cercanos al 40% (mayoritariamente en las zonas urbanas, pero con fuerza en las rurales)”.

Institutos Nacionales

El informe de Cero Desabasto también hizo un análisis de los Institutos Nacionales de Salud, Hospitales de Alta Especialidad y Hospitales Federales de Referencia.

El Instituto Nacional de Nutrición ocupa el primer lugar en cuanto a recetas no surtidas efectivamente.

Durante 2020 este instituto expidió 329 mil 800 recetas de las cuales, 55 mil 500 (17%) no fueron surtidas efectivamente.

Le sigue el Instituto Nacional de Perinatología, con 2 mil 400 recetas no surtidas efectivamente, de 23 mil expedidas.

En el lado opuesto, los tres hospitales que surtieron todas sus recetas de manera efectiva son: el Hospital Nacional Homeopático, el Instituto Nacional de Pediatría y el Instituto Nacional de Psiquiatría.

Las causas

Como conclusión, el colectivo Cero Desabasto señala que las recetas no surtidas efectivamente, es un tema que viene de administraciones anteriores.

“Este problema se ha agudizado en los últimos años, ya que se han priorizado otros objetivos sobre el derecho a la salud de las y los pacientes”, se lee en el documento.

El informe señala que desde sexenios pasados ya se arrastraba “un déficit en cuanto a la compra, distribución y acceso a medicamentos en el sector salud”.

Sin embargo, el incremento del último año tiene que ver con algunas de las decisiones del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“Muchos de los cambios propuestos a la estructura, normas y procesos en el Sistema Nacional de Salud eran necesarios, pero faltó pensar en su adaptación conforme al aspecto más crucial: la salud de las y los pacientes”, plantea el texto.

Al presentar el informe este jueves, especialistas de organizaciones que participaron en su elaboración mencionaron la decisión del gobierno de dar a la Secretaría de Hacienda la responsabilidad para la compra y distribución de los medicamentos. Antes, el IMSS se encargaba de dicha tarea.

Los expertos comentaron que esta acción propició el desabasto o retraso en la compra de algunos medicamentos por el desconocimiento de la materia en la Secretaría Hacienda.

“Hoy nos enfrentamos a la ausencia de información, planeación y coordinación en la política en salud por parte de las autoridades”, se lee en el informe.

Las y los especialistas aclararon que el aumento de recetas no surtidas efectivamente no tiene nada que ver con la pandemia y exhortaron a las autoridades federales a planear una mejor estrategia.

El informe completo puede consultarse en la página de Cero Desabasto. Este colectivo está conformado por más de 50 organizaciones, entre las que se enecuntran: Nosotrxs, Impunidad Cero, Fundar y Justicia Justa, además de pacientes, familiares de pacientes, médicos y especialistas.