Padrón de telefonía móvil podría dejar sin celular hasta a 30 millones de mexicanos

Padrón de telefonía móvil podría dejar sin celular hasta a 30 millones de mexicanos

Hasta 30 millones de mexicanos podrían quedarse sin acceso a un celular por el nuevo Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (PNUTM) que exige compartir los datos biométricos con los proveedores y el Gobierno, estimaron este martes especialistas.

“Nuestros cálculos es que alrededor de unos 20 o 30 millones de mexicanos pueden quedar desconectados por esta iniciativa”, indicó Jorge Fernando Negrete, presidente de la firma Digital Policy & Law Group en un foro virtual de la asociación civil Causa en Común.

A septiembre de 2020, se contaban en el país 120.4 millones de líneas de telefonía móvil, de acuerdo con datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones. En tanto que al cierre del año pasado se contaron 80.8 millones de usuarios de este servicio en México, según Statista, por lo que podrían quedar excluidos hasta 37 por ciento de usuarios.

Los panelistas abordaron la reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones, promulgada el 17 de abril, que crea el padrón con el número de línea, fecha de activación, nombre del usuario, su Clave Única de Registro de Población (CURP) y sus datos biométricos, como la huella digital y el iris.

El presidente Andrés Manuel López Obrador y su partido, Morena, han defendido el padrón con el argumento de que combatirá las extorsiones y el crimen organizado.

Pero la reforma está suspendida de forma indefinida desde el 27 de abril por el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa, Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, que considera que la norma viola derechos de usuarios y no disminuirá los delitos.

Además, el padrón agravaría el problema de 40 millones de personas sin acceso a las tecnologías de la información en un país donde, además, el 70 por ciento de las líneas son de prepago, argumentó Negrete.

“Lo único que está estimulando esta iniciativa es que exista un mercado negro de contenedores con toneladas de (tarjetas) SIM que van a llegar acá a acelerar el proceso de transformación digital de la delincuencia organizada”, aseguró el experto.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) anunció el 27 de abril que presentará una acción de inconstitucionalidad contra el padrón ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

María Elena Morena, presidenta de Causa en Común, aseveró que solo 17 países de corte “autoritario”, como Venezuela, China, Nigeria y Paquistán, exigen los biométricos a los usuarios.

“Un padrón con estas características puede ser una catástrofe, especialmente para los más pobres, además es solo propio de dictaduras”, manifestó.

La activista de seguridad calificó de “absurda” la justificación de combate al crimen organizado por el riesgo de “mal uso, descuido o corrupción de las empresas o del Gobierno”.

En ese coincidió Max Kaiser, presidente de la comisión anticorrupción de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

“Nuestro miedo está plenamente justificado, es decir, por todos estos elementos de contexto, del momento político que vivimos, nuestro miedo a que esta medida legislativa que pretende invadir la esfera de privacidad de las personas es una medida peligrosa”, señaló. 

Con información de EFE